15 de Mayo: Día Internacional de las Familias

El 15 de mayo de cada año celebramos el Día Internacional de las Familias, desde que el 20 de septiembre de 1993 se declarase por la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el objetivo de conmemorar el papel de las familias en la educación de los pequeños desde la infancia. También pretende dar conciencia a la sociedad acerca de la importancia de las familias en el bienestar de sus miembros.

En 1994 se celebró por primera vez el Día Internacional de las Familias, donde se reflejó la importancia que la comunidad internacional otorga a las familias como eje central de la sociedad.

Cómo celebrar el Día Internacional de las Familias

Como su nombre, el Día de la Familia es un evento que tiene la intención de permitir a los seres queridos tomar un respiro de su vida diaria y pasar un tiempo de calidad juntos. Una de las mejores cosas de esta ocasión es que no existe un único “requisito” para las actividades a celebrar; el Día de la Familia es un día flexible ya que es relajante.

No es de extrañar que este día se celebre en diferentes épocas del año en diferentes partes del mundo. Sin embargo, la intención general es la misma. Como todos nosotros estamos llevando a cabo agendas cada vez más agitadas, este día tiene la intención de darnos un poco de tiempo libre fuera del “ajetreo” de nuestras rutinas.

Cada año se elige un tema sobre el que centrar las actividades de esta celebración, de forma que se realizan programas de televisión y de radio, talleres, conferencias y otros eventos en torno a este tema para darlo a conocer a la sociedad y mejorar la unidad familiar.

Cuando hablamos de familia podemos imaginar a un grupo de personas felices bajo un mismo techo y entender lo importante que es la manutención, los cuidados y la educción de todos los miembros que la componen.

• El factor más imprescindible es descubrir la raíz que hace que la familia sea el lugar ideal para forjar valores que nos hagan crear una manera de vivir más humana y esto influirá en la sociedad, en la convivencia con los demás.

• El valor de la familia no es solamente los momentos felices o la solución a los problemas del día a día. El valor nace y se desarrolla cuando cada miembro asumimos con responsabilidad y contentos, el papel que nos toca desempeñar en esta unidad, ayudando así al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los demás componentes de la familia.

• Para que una familia sea feliz es indispensable que todas las personas que la integran participen en los mismos intereses, compartan gustos, aficiones y se interesen los unos por los otros.

• Toda familia unida es feliz sin importar la situación económica. Los valores humanos no se compran, se viven y se dan como lo mejor que podemos ofrecer.

Debido al confinamiento, donde todos debemos permanecer en nuestros hogares, resulta propicio aprovechar la ocasión para realizar actividades que podamos disfrutar con nuestros seres queridos.

Hay muchas maneras de hacerlo ya sea compartiendo juegos, hacer ejercicios, viendo una buena película o simplemente conversando de temas familiares.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

BEBE Y MAMA– FAMILIA – MATERNIDAD – MENTE SANA