21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 14 – Isaías 49:13 – Mar 13

«Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque Jehová ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia»

Dios te consuela

Todos necesitamos consuelo de vez en cuando. Tal vez es una enfermedad que nos pone al margen de la vida. Puede ser el dolor de haber sido lastimado o la traición lo que nos hace querer retirarnos dentro de nuestro caparazón y no salir nunca. Tal vez es el dolor de la pérdida lo que hace sentir que ya no vale la pena vivir la vida.

Buscamos la comodidad en todo tipo de lugares – escapar dentro de la última comedia televisiva, en la comida, la Internet. Tal vez tengamos algunas amigas afectuosas que escuchan y tratan de entender, pero sólo podemos apoyarnos en ellas hasta cierto punto, porque sabemos que tienen sus propias vidas y responsabilidades.

Entonces, ¿a dónde nos vamos en busca de consuelo? El versículo de hoy nos dice que debemos «gritar de alegría» porque «el Señor consuela a su pueblo y tiene compasión de sus pobres». Ese eres tú. Y esa promesa es para ti. El Señor te dará el consuelo que necesitas. Vuélvete a Él y derrama tu dolor en oración. Siempre está ahí para ti.

La promesa de Dios para mí

Estoy ahí para ti en tu tiempo de necesidad.

Te daré consuelo.

Te consolaré y tendré compasión de ti.

Mi oración a Dios

Hoy necesito tu consuelo, Señor. El dolor es profundo. Necesito saber que este dolor tiene un propósito; necesito saber que no se desperdiciará. Necesito sentir el consuelo que sólo tú puedes dar.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA