21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 18 – 2 Timoteo 1:7 – Mar 19

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio»

Tú tienes poder

Pablo escribió las palabras en el versículo de hoy a Timoteo, un joven con una gran responsabilidad como pastor de la iglesia en Éfeso. Dios no ha llamado a los cristianos a ser temerosos ni a acobardarse, esperando que el mundo pise nuestra fe y limpie sus pies en nuestros principios. Con el Dios del universo en nuestros corazones, tenemos un espíritu de poder, amor y dominio propio.

Las personas en puestos de liderazgo necesitan la ayuda de Dios. Dondequiera que nos lleve, Dios promete poder (audacia para decir la verdad). No tenemos este poder para dominar sobre los demás, sino para empoderarlos, para darles audacia en su fe. Dios promete amor, un fruto del Espíritu. Tenemos poder para decir la verdad, pero el amor por nuestros oyentes atenúa ese poder para que no se vuelva orgulloso. Dios también promete dominio propio o autocontrol, lo que nos da una cabeza fría y una perspectiva sólida en los peligros del liderazgo.

Dios nos ha dado un gran don (el poder) en vez del miedo o la timidez. ¿Cómo ejercitarás este don?

La promesa de Dios para mí

Cuando te ponga en un puesto de liderazgo, estaré contigo.

Puedo darte un espíritu de poder, amor y dominio propio para guiarte eficazmente.

Mi oración a Dios

El liderazgo es una gran responsabilidad, Señor. Ningún líder puede complacer a todos y todo líder eventualmente necesita tomar una postura sobre asuntos importantes. Oro para que yo sea fuerte en la fe y capaz de defender mis principios. Dame poder y audacia sin orgullo.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA