21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 19 – Filipenses 4:6-7 – Mar 20

«Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús»

Dios te promete paz

¿Cuál es la solución para alguien que tiene un nudo en el estómago? ¿Alcohol? ¿Valium? ¿Unas vacaciones en la playa? ¿Un fin de semana lleno de entretenimiento y diversión?

Tales remedios comunes podrían ofrecer un alivio temporal para el estrés, pero la respuesta continua y a largo plazo para la ansiedad es simplemente la oración. Derrama tu corazón ante Dios. Honestamente comparte tus necesidades con Él.

No es como si le dijeras a Dios cosas que no sabe. Y no tienes garantizado todo lo que pides. Pero cuando oras obtienes el oído de Dios y su corazón. Y si te quedas lo suficiente en su presencia como para entender su perspectiva, encontrarás su perfecta paz (ver Isaías 26:3)..

La oración no es magia. Pero cuando hablas con Dios honestamente y con una fe sencilla, es muy parecido.

La promesa de Dios para mí

Si oras por tus preocupaciones, te daré mi paz.

Mi paz es demasiado maravillosa para que la comprendas.

Mi paz guardará tu corazón y tu mente.

Mi oración a Dios

Dios, manténme orando en vez de estar preocupada. Tú prometes paz, una paz maravillosa y sobrenatural, a aquellos que te buscan. En un mundo angustiado, esta es una bendita promesa, la promesa de la paz.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA