21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 4 – Gálatas 5:22-23 – Feb 19

«Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley«

Dios te da una paciencia sobrenatural

¿Por qué parece que los problemas siempre aparecen cuando empezamos a progresar de verdad? ¿Y por qué persisten tantas dificultades durante lo que parece una eternidad?

¿Por qué algunas personas son tan molestas? ¿Y qué recursos tenemos cuando no podemos intercambiar a la gente irritante en nuestras vidas (familiares, compañeros de trabajo, vecinos) por un grupo más simpático?

Cuando estamos en este tipo de situaciones, cuando nos sentimos atrapados, inquietos e incapaces de cambiar nada, necesitamos el milagro de la paciencia de Dios.

La palabra que el apóstol Pablo usa aquí (paciencia) es una palabra que significa resistencia, aguante o perseverancia. Esta es la cualidad de ser sufriente.

La próxima vez que las circunstancias te pongan en un «patrón de contención» desagradable, la próxima vez que una persona molesta presione tus botones, renuncia al control de la situación y de tus emociones y ofrécelo a Aquel que tiene un suministro interminable de paciencia. Los resultados son realmente milagrosos.

La promesa de Dios para mí

Aquellos controlados por mi Espíritu pueden experimentar una paciencia sobrenatural.

Mi oración a Dios

Quiero conocer tu paciencia, Señor. Perdóname por irritarme con las situaciones y las personas. Quiero ser equitativa. Quiero estar dispuesta a esperarte sin importar cuánto tiempo lleve.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA