21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 7 – Salmos 34:9-10 – Feb 26

«Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen. Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien»

Dios borra tu pecado

Los meteorólogos son los adivinos profesionales de nuestro tiempo. Incluso con el radar Doppler, la mayor parte del trabajo de un meteorólogo incluye que él o ella se equivoque más veces de las que acierta. Las tormentas grandes a menudo pueden predeterminarse, pero las cosas pequeñas, como la lluvia o las nubes, no se pueden predecir con precisión.

Afortunadamente, Dios es mucho más confiable que el informe metereológico. Con Dios nunca es ensayo y error. Él sabe lo que nos espera a todos. Nos ha dicho que habrá tiempos difíciles y días nublados, pero también nos ha prometido que así como el sol está detrás de esas nubes, Él también estará siempre ahí para nosotros.

El pecado puede ensombrecer nuestras vidas y desmoralizarnos si lo permitimos. Confiar que Dios nos perdona y nos guía cuando nos arrepentimos es nuestra única garantía de una felicidad eterna. Él está siempre listo para borrar nuestros pecados. ¿El pronóstico de Dios? Parcialmente nublado con un 100 por ciento de probabilidades de redención.

La promesa de Dios para mí

Si te arrepientes, te perdonaré.

Sé los planes que tengo para ti.

Estaré contigo siempre.

Mi oración a Dios

Padre, estoy agradecido por tu disposición para perdonar. Gracias por tu fiel presencia en todo lo que hago y ayúdame a buscar el sol cuando haya días nublados en mi vida.