21 Días de Promesas de Dios para tu Vida: Día 8 – Salmos 139:16-17 – Mar 04

«Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas, Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas. !!Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!
!!Cuán grande es la suma de ellos!»

A Dios le importa cuando sientes que no vales nada

Qué preciosos son los niños para nosotros. La tecnología moderna nos permite ver esos pequeños pies y esas pequeñas manos y su corazón latiendo mientras el bebé está todavía en el útero. Pero también vemos con nuestra imaginación cuando soñamos con lo que Dios tiene reservado para estas personitas. No conocemos el futuro, pero qué preciosa promesa es saber que Dios sí lo sabe. Cuando caminamos día a día con ellos, guiándolos, protegiéndolos y observándolos con asombro mientras crecen, los confiamos a Dios, quien conoce cada momento. No sabemos dónde irán nuestros hijos en la vida, pero Él sí. No sabemos cómo los usará Dios, pero Él lo sabe. No sabemos lo que ellos lograrán para el reino de Dios, pero Él sí.

También podemos entender cuán preciosos somos para Dios. Qué valor nos da a cada uno de nosotros. Dios nos conoció antes de que naciéramos. Él conocía cada día de nuestras vidas antes de que estas empezaran. Ojalá que podamos entender la promesa del conocimiento de Dios sobre el futuro y encontrar consuelo en Él.

La promesa de Dios para mí

Te conocí antes de que nacieras. Cada día de tu vida me es conocido.

Pienso en ti más de lo que crees. No te preocupes, estás a salvo en mis manos.

Mi oración a Dios

Señor, tú me creaste con un propósito. Cada día de mi vida fue grabado en tu libro y expuesto antes de que mi vida comenzara. Elijo reconfortarme en este conocimiento. Te pido que todos los días de mi vida pueda entender la profundidad de tu amor por mí.