24 al 30 de Abril: Semana Mundial de la Inmunización

La Semana Mundial de la Inmunización, la cual se celebra la última semana de abril, tiene por objetivo promover la vacunación para proteger contra las enfermedades a las personas de todas las edades.

Cada año, la inmunización salva millones de vidas y en todo el mundo se la reconoce ampliamente como una de las intervenciones de salud más costoeficaces y que da mejores resultados. Aun así, sigue habiendo en el mundo cerca de 20 millones de niños no vacunados o vacunados de forma incompleta.

Si bien se han realizado enormes progresos, los logros alcanzados son frágiles

En 2018, según las estimaciones, 116 millones de niños recibieron tres dosis de la vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3) y quedaron así protegidos contra enfermedades infecciosas que pueden ser graves y causar discapacidad o muerte. Muchos países de ingresos bajos y medianos han dado grandes pasos en la ampliación de la cobertura de inmunización.

En 2017, el número de niños inmunizados, 116,2 millones, fue el más alto notificado hasta la fecha. Desde 2010, 113 países han introducido nuevas vacunas, y se ha vacunado a más de 20 millones de niños adicionales.

Ahora bien, a pesar de estos logros, todas las metas relativas a la erradicación de enfermedades (entre ellas el sarampión, la rubéola y el tétanos materno y neonatal) acumulan retraso y, a lo largo de los dos últimos años, se han registrado en el mundo múltiples brotes de sarampión, difteria y otras enfermedades prevenibles mediante vacunación. La mayoría de los niños excluidos de la vacunación son los que viven en las comunidades más pobres, marginadas y afectadas por conflictos.

Para que todo el mundo, en cualquier lugar, pueda sobrevivir y prosperar, los países deben intensificar sus esfuerzos a fin de asegurar que todas las personas tengan acceso a los beneficios de las vacunas, que contribuyen a salvar vidas. Además, los países que hayan alcanzado las metas o realizado progresos hacia su consecución deben esforzarse por mantener esos progresos.

Semana Mundial de la Inmunización 2020

El lema de este año es “VaccinesWork for All” (Las vacunas funcionan para todos) y la campaña se ha centrado en la enorme trascendencia de las vacunas, y de las personas que las desarrollan, administran o reciben, ya que trabajan para proteger la salud de todas las personas, en todo lugar.

Como parte de la campaña de 2020, los objetivos de la OMS y sus asociados son:

  • Demostrar el valor de las vacunas para la salud de los niños, las comunidades y la población en general.
  • Mostrar que la inmunización sistemática es la base de los sistemas de salud sólidos y resilientes y de la cobertura sanitaria universal.
  • Subrayar la necesidad de impulsar los progresos en la inmunización y a la vez abordar deficiencias, especialmente invirtiendo más en vacunas e inmunización.

¿Por qué es importante la inmunización?

La ampliación del acceso a la inmunización es fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la reducción de la pobreza y la cobertura sanitaria universal. La inmunización sistemática permite establecer contacto con el sistema de atención sanitaria al principio de la vida y ofrece a todos los niños la posibilidad de tener una vida saludable desde el inicio y hasta una edad avanzada.

La inmunización también es una estrategia fundamental para lograr otras prioridades sanitarias, como controlar las hepatitis víricas, frenar la resistencia a los antimicrobianos o proporcionar una plataforma para la salud del adolescente y mejorar la atención prenatal y neonatal.

Esta celebración cobra una especial relevancia durante estos tiempos de pandemia. Distintos agentes e instituciones sanitarias trabajan en estos momentos para encontrar una vacuna contra el COVID-19, aunque tocará esperar como mínimo un año y medio (según las previsiones más optimistas) para ver comercializada una vacuna efectiva y testada.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

SALUD – SALUD DE LA A-Z