26 de Marzo: Día Mundial de la Epilepsia

Este jueves 26 de marzo se celebró el Día Mundial de la Epilepsia, una jornada para concientizar e informar a toda la población sobre la realidad de esta enfermedad que afecta a más de 50 millones de personas en el mundo y de todas las edades.

La principal manifestación de la epilepsia son las convulsiones, cuadro que varía de acuerdo a la zona del cerebro donde comienza la alteración y cómo se propaga.

Pérdida de la conciencia o del conocimiento, rigidez corporal, alteraciones del movimiento y de los sentidos, comportamientos confusos e inapropiados son algunos de los síntomas temporales que padece una persona epiléptica en medio de una crisis. 

¿Cómo actuar?

Resulta muy importante que todos los individuos posean información clara y precisa sobre la forma de proceder ante esta situación. Por esta razón, se aconseja:  

  • Mantener la calma y esperar a que finalice la crisis. 
  • Retirar los objetos peligrosos del área.
  • Proteger a la persona para que no se haga daño (colocar algo blando debajo de la cabeza, aflojar la ropa ceñida que dificulte la respiración).
  • Poner con cuidado a la persona de costado.
  • Cuando la crisis acabe, acompañarla hasta que esté recuperada y permitir que descanse. 

Lo que no se debe hacer:

  • No forzar a la persona para que abra la boca ni ponerle nada dentro. 
  • No trasladarla a otro sitio.
  • No intentar impedir que se mueva o tiemble.
  • No despertarla, gritarle ni sacudirla.
  • No darle agua, alimentos o medicación ninguna vía oral mientras dura la crisis.

Resulta importante considerar que la epilepsia es un trastorno neurológico crónico que se puede controlar en un alto porcentaje de casos y tratar con medicación diaria.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

SALUD – SALUD DE LA A-Z