martes, junio 28, 2022

5 Mitos y Verdades sobre las Vacunas

A lo largo de la historia reciente, las vacunas han representado un tema de debate entre los que confían en agentes de la salud y los que prefieren seguir su sentido común y se van por fuentes de información distintas a las oficiales en esta área.

El equipo de GUÍA SALUD Y VIDA, fiel a su compromiso de traerte contenido informativo de confianza, conversó con el Dr. Glenner Goatache, Pediatra y Puericultor de larga trayectoria para introducirte en este tema de decisión tan importante antes de hablar de los mitos más frecuentes que abarca.

«Las vacunas son preparados químicos y biológicos destinados a generar una respuesta inmunológica contra una enfermedad específica, con ello se genera un tipo de inmunidad llamada “inmunidad adquirida».

Estos preparados pueden ser elaborados con microorganismos vivos y debilitados, muertos, alguna de sus partículas, o una mezcla de estos y así como el agua potable, son de las medidas de salud pública que ayudan a salvar muchas vidas y controlar enfermedades a nivel mundial.

Según la OMS se cree que anualmente las vacunas previenen entre 2 y 3 millones de muertes en niños en todo el mundo. ¿Pero solo los niños se vacunan?, estas también son utilizadas en los adolescentes, adultos ancianos y embarazadas que deben cumplir un esquema de inmunización.

Y puesto que no solo ofrecen protección individual, también generan inmunidad de grupo o de rebaño», haciendo que las personas vacunadas contra una enfermedad protejan a su grupo familiar de ser contagiado.

5 mitos comunes sobre las vacunas:

1. La inmunización por la enfermedad es mejor que la de las vacunas.

Se ha comprobado que esto no es cierto. La enfermedad no se desarrolla con la vacuna, lo que ocurre es una respuesta similar a la que produciría la infección natural cuando las vacunas interactúan con el sistema inmunitario. Las infecciones naturales pueden conllevar a riesgos graves, mientras que las vacunas no exponen al individuo inmunizado a complicaciones de salud por el mismo proceso.

2. Vacunarse es solo necesario en países en vía de desarrollo.

No necesariamente. Si bien es menos frecuente -en naciones desarrolladas- la aparición de enfermedades que se pueden prevenir con vacunación, los riesgos seguirán existiendo. Cualquier persona que viaje constantemente puede ser portadora de enfermedades que pueden expandirse con velocidad en una zona poblada desprotegida.

3. Administrar simultáneamente más de una vacuna sobrecarga el sistema inmune de los niños.

Varias pruebas científicas ya han comprobado que no existe este riesgo. La administración simultánea de varias vacunas no conlleva a un efecto adverso sobre el sistema inmunitario de niños. La ingesta de alimentos de por sí ya representa una exposición a posibles organismos y numerosas bacterias que luego viven en la boca, algo común cuando se trata de niños (ya que suelen llevarse de todo a la boca) y todas estas sustancias extrañas conllevan a constantes respuestas inmunitarias que necesitan estar preparadas. Hay más antígenos en una complicación por gripe común o una faringitis, que por las vacunas. 

Entre las ventajas más notables de la administración simultánea de vacunas están: la poca cantidad de visitas médicas a las que debe recurrir, ahorro de tiempo y dinero, además de la posibilidad de recibir menos inyecciones al pasar por vacunas combinadas que ya cuentan con inmunidad sobre el sarampión, la parotiditis y la rubéola.

4. La inmunidad de las vacunas es de un 100%.

Realmente no. Esto es debido a que existe un porcentaje de un 5 al 10% de la población mundial que no desarrollan la inmunidad esperada con las vacunas. A pesar de ello, una población con una mayoría de individuos vacunados, implica significativamente un riesgo menor sobre los efectos de diferentes enfermedades.

5. La gripe no es algo de qué alarmarse y las vacunas no son tan efectivas.

De hecho, la gripe es una enfermedad grave con la que se estimó (hasta 2017 por la OMS) que fallecen entre 290.000 y 650.000 personas al año en todo el mundo. Personas jóvenes y adultas con trastornos crónicos como asma o cardiopatía corren mayor riesgo de infección grave y muerte ante la gripe.

Sumado a esto, es sabido que la vacunación en embarazadas representa una ventaja extra en la protección de sus hijos recién nacidos. Y puesto que no existen todavía vacunas para niños menores a los 6 meses de nacidos, las vacunas ya inmunizan contra las 3 principales cepas de gripe más prevalentes en circulación (gripe de tipo A (H3N2), gripe de tipo A (H1N1) y gripe de tipo B).

No olvides que ante las dudas, preocupaciones o informaciones contradictorias que encuentres en redes, el equipo de GUÍA SALUD Y VIDA te recomienda dirigirte directamente con los profesionales certificados en esta área para recibir asesoramiento. Al fin y al cabo, vacunarse es una decisión personal de gran importancia.

Nuestras Fuentes:

www.who.int/features/qa/84/es/

https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=6207:about-the-influenza-vaccine&Itemid=4322&lang=es

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022