7 días para Orar: Día 5 – Santiago 1:17 – Mar 24

Mantente agradecido

Aprender a orar no nos ofrece una vida menos ocupada; nos ofrece un corazón menos ocupado. –
Paul E. Miller

Nosotros hemos escuchado decir que las personas felices no siempre son agradecidas pero las personas agradecidas casi siempre son felices. Pensemos sobre eso. De todas las personas agradecidas que conocemos, ¿cuántos son miserables? Cero.

¿Cómo nos mantenemos agradecidos durante las vidas ocupadas que llevamos? Siendo intencional. Las cosas más gratificantes en nuestras vidas requieren una gran cantidad de intencionalidad. Y mantenerse en un estado mental de gratitud requiere intencionalidad.

Una de las mejores maneras para que nuestro corazón se mantenga en una postura de gratitud es contar nuestras bendiciones. Así es. Literalmente comienza a nombrarlas. Simplemente detenerse y contar nuestras bendiciones nos llevará a una revision de actitud. Comienza una lista en tu dispositivo, escribe en notas adhesivas o configura una alarma en tu teléfono que te recuerde nombrar cinco cosas por las cuales estás agradecido.

Aquí hay varias recomendaciones que nos ayudarán a ser intencionales sobre cultivar un corazón agradecido:

Detente y huele las rosas

Nuestro Dios es una Creador increíble. Todo lo que vemos en la naturaleza es su obra. ¿Cuántas veces hemos quedado sin palabras al ver un amanecer? Cuando esos momentos lleguen, solo di,«¡Gracias Dios!»

Alegra esa cara

Cuando las cosas no salen de acuerdo al plan que teníamos en mente, en vez de enfocarnos en lo que no obtuvimos, enfoquemos en lo que  tenemos. Está bien sentir el ardor de la decepción, pero no vivamos allí. Expresemos nuestra gratitud a Dios por todo lo que sí tenemos.

No dejes de creer

Quizás la manera más grande de caminar en gratitud como seguidores de Cristo es recordar lo que Él ha hecho por nosotros. Jesus dejó Su lugar junto a Su Padre en el Cielo para venir a nuestro rescate. Debido a Su acto perfecto y desinteresado, no tenemos que temerle a la eternidad. Si realmente permitimos que esto penetre, nuestros corazones serán agradecidos.

Así que seamos agradecidos en todas las cosas y en todos los sentidos: por el bollo de pan que está en nuestra alacena, el tanque lleno de gasolina en nuestro automóvil, y los seres queridos de los cuales disfrutamos. Pero que nunca olvidemos a Aquél que entregó todo Su poder y autoridad para venir a un mundo quebrantado para que pudiéramos vivir para siempre con Él. Si nos despertamos cada día con esa visión en nuestra mente, las primeras palabras que saldrán de nuestros labios serán simplemente «Gracias». Y honestamente, si todo lo que hacemos por siempre es agradecerle a Dios, eso es algo bastante bueno.

Reflexiona

  • ¿En cuáles areas de tu vida te es más sencillo ser agradecido?
  • Por los siguientes siete días, comienza tu día agradeciéndole a Dios por las bendiciones que hay en tu vida. Mantén una lista actualizada.
  • Escribe cualquier revelación que Dios te hable a través de la lectura biblica de hoy o a través del devocional.

Citas Bíblicas para estudiar:

Juan 3:16
Romanos 6:23
Colosenses 3:15
Colosenses 4:2
Santiago 1:17

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA