7 Leyes del Amor: Día 5 – Colosenses 3:13-14 – Ago 23

El amor ofrece gracia

Jesús fue la encarnación perfecta tanto del amor como de la verdad. Él nunca dijo una mentira, ni tampoco fue cruel o juzgó con la verdad. Cada palabra que decía estaba envuelta en amor, aún cuando la verdad dolía, nunca quebró la confianza de nadie.

Cuando Jesús fue sentenciado a muerte, Sus seguidores se dispersaron por miedo a correr la misma suerte. Pedro, no obstante, decidió seguir a Jesús en una misión encubierta para ver que pasaba con su maestro. Pero al ser reconocido por varias personas, él negó apasionadamente conocerlo. En el mayor momento de vulnerabilidad de Jesús, Pedro Lo traicionó.

Aplastado por sus acciones, Pedro se alejó y lloró con amargura. Estaba avergonzado de él mismo y estaba convencido de que Jesús también lo estaría. Jesús murió en la cruz al día siguiente y Pedro creyó que toda estaba terminado y que tendría que vivir con esa vergüenza por el resto de su vida.

Pero el amor siempre abre camino a la sanación.

Jesús venció a la muerte y luego de Su resurrección Se le apareció a Pedro. Con el tranquilo telón de fondo del amanecer, Jesús estaba en la orilla cocinando el desayuno mientras Pedro, que estaba en el agua pescando, saltaba literalmente del bote para ir a Su encuentro.

Cuando Pedro llegó a la orilla, Jesús le hizo tres veces la misma pregunta: “Pedro, ¿me amas?” Todas las veces Pedro contestaba: “Sí, Señor. Tú sabes que te amo.” Todas las veces, Jesús le respondía: “Entonces, alimenta a mis ovejas.”

Luego de la tercer pregunta, Pedro ya estaba ofendido, pero lo que él no entendía en ese momento es que Jesús estaba mostrándole que el amor puede cubrir todos nuestros pecados. Pedro había negado a Jesús tres veces y ahora Él estaba extendiéndole Su gracia, permitiéndole demostrar su amor, también tres veces.

Yo no sé por lo que tú has estado pasando. No sé cómo te han herido o traicionado. Tampoco sé que has hecho para herir o traicionar a otros. Pero lo que sí sé, es que Dios te ama. Él te ofrece Su gracia y quiere que la aceptes y luego que la compartas libremente con los demás.

Citas Bíblicas para estudiar:

Colosenses 3:13-14
Juan 21:15-18

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA