7 Resoluciones para la Vida: Día 2 – 1 Tesalonicenses 5:17 – Jun 21

RESOLUCIÓN # 2: Un corazón que busca 

«Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa.» (Gálatas 5:16

Dios, en la cruz, no solo nos salvó, sino que también nos dio la orden de no vivir más para nosotros, sino para Él y por Él. ¿Cómo hacemos eso? Dejemos que el Espíritu nos guíe por la Palabra, a través de la oración y el compañerismo con la familia de la fe, la iglesia.

La Palabra

«Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito» (Josué 1:8)

En una pelea entre leones feroces, ¿Quién tiene más posibilidades de ganar? El más experimentado y bien alimentado, ¿no? Lo mismo sucede en nuestros corazones: quien sea el más fuerte gana: el deseo de pecar o la voluntad de obedecer a Dios. Nuestras actitudes revelan quién es más fuerte. Por tanto, la Palabra debe ser la fuente que nutre nuestro corazón, ya que da lugar a la motivación que guía las acciones, nos da energía para expresar el carácter de Cristo en los desafíos cotidianos.

Oración

«Oren sin cesar». (1 Tesalonicenses 5:17)

Dios quiere escuchar tus alegrías, tristezas y dificultades. Entonces, ¡ora! Cuéntale tus miedos, alegrías y luchas. Pídele que Su poder te haga madurar. Como dice Paul Miller en su libro «Una vida de oración»: «Un corazón necesitado es un corazón que ora. La dependencia es el latido de la oración».

Si buscamos una vida de oración, dependemos de Dios y no de nuestro corazón engañoso. 

La Familia de la Fe 

«Por su acción todo el cuerpo crece y se edifica en amor, sostenido y ajustado por todos los ligamentos, según la actividad propia de cada miembro.» (Efesios 4:16

Ser una iglesia es vivir activamente como alguien que ama a Dios con todo su corazón. Cada miembro de esta familia tiene un papel que desempeñar, para que todos crezcan saludables. Así, debemos exhortarnos, perdonarnos, enseñarnos y servirnos, es la manera de buscar a Dios y vivir cerca de Él en los próximos años de nuestra vida. ¿Haremos esto juntos? 

Oración: 

«Dios, que mi agenda demuestre que amo al Señor hasta el punto de dedicarte mis días. ¡Amén!». 

Citas Bíblicas para estudiar:

Gálatas 5:16
Josué 1:8
1 Tesalonicenses 5:17
Efesios 4:16

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA