7 Resoluciones para la Vida: Día 3 – Proverbios 4:23 – Jun 22

RESOLUCIÓN #3: Un corazón cuidado

«Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida»(Proverbios 4:23)

Hace algún tiempo, leí la reflexión de una joven que dijo que estaba desanimada de ver fotos de parejas felices en Internet. Según ella, nadie podía ser tan feliz todo el tiempo. Cuando leí su argumento, una alerta sonó en mi mente, algo como, «¡Ups! Hay algo mal en esa forma de pensar», pero no identifiqué de inmediato qué era. Después de unos días, tuve una epifanía.

Las redes sociales están lejos de ser un fiel reflejo de nuestras identidades. Es solo un punto pequeño de lo que realmente sucede en nuestras vidas. Los maravillosos cuerpos no cuentan los procedimientos estéticos con los que fueron esculpidos, las horas en el gimnasio, la comida habitual, los retoques con photoshop y mucho más. Las parejas hermosas no cuentan conflictos, luchas y resoluciones. Una casa hermosa no cuenta el trabajo duro que invirtió. Los niños educados no cuentan las lágrimas de sus padres delante de Dios por sabiduría, paciencia y creatividad para cumplir con sus deberes.

Entonces, ¿Qué hay de malo en la forma de pensar de la joven que mencioné al principio que acusaba a las publicaciones «felices» de las redes sociales como mentirosas? No es justo acusar de falso a la persona que pone las cosas buenas de su vida. Equivocado es el que espera encontrar un patrón realista en la vida en las redes. ¿Y cómo se relaciona esto con la advertencia de Proverbios sobre cuidar el corazón?

Según la Palabra de Dios, el corazón es el centro de control del ser humano, donde residen sus pensamientos, intenciones, creencias, deseos y emociones. Debido al pecado, los «dispositivos de control» se corrompieron y comenzaron a producir informes e información «engañosa». Entonces, nuestros pensamientos, deseos y sentimientos siempre se inclinan en sentido contrario. Para corregir estos errores, Proverbios 4.23 trae el imperativo «cuida tu corazón».

Cuidar el corazón es tener a Cristo morando en él (Efesios 3: 16-17). Cuando nuestro corazón es habitado por Cristo, llegamos a tener la perspectiva de Dios sobre quiénes somos realmente y cómo funciona realmente el mundo. En Cristo tenemos claro lo que Él espera de nosotros en cualquier situación (deber) y Sus promesas (privilegios). Entonces aprendemos a pensar como Él y luego a vivir como Él en todos los ámbitos, incluidas las redes sociales.

Por lo tanto, mantén tu corazón alejado de las ilusiones que el universo virtual intenta construir, mejor abrígate en Cristo. Considera algunos de los beneficios de esto: juzgarás menos a los que están detrás de otras pantallas; disminuirás la comparación con los «recortes» de varias vidas imperfectas como la tuya; puedes deshacerte de la envidia; dejarás de acusar a los post de personas aparentemente perfectas de inmaduras; eliminarás el desánimo y la insatisfacción. En resumen, «guardar tu corazón» en Cristo te hará lo suficientemente maduro para circular en las redes sociales sin ser un esclavo de la imagen, la tuya y la de los demás.

Si es tu deseo liberarte del «engaño de los filtros», pregúntale al Señor y lucha con sus fuerzas para tener madurez en el uso de las redes sociales. De lo contrario, el universo virtual solo traerá una carga a tu vida. 

Oración:

«Querido Dios, hoy quiero pedirte ayuda para mantener mi corazón libre de engaños. Ayúdame a alcanzar la madurez para lidiar con el mundo virtual. En el nombre de Jesús, ¡Amén!»

Citas Bíblicas para estudiar:

Proverbios 4:23
Efesios 3:16-17

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA