7 Resoluciones para la Vida: Día 4 – 2 Corintios 12:9 – Jun 25

RESOLUCIÓN # 5: Un corazón satisfecho 

«Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.» (Mateo 6:21)

Todos los años son iguales. Los propósitos siempre revelan lo que creemos que nos traerá satisfacción: perder peso, viajar, ahorrar dinero, comprar una casa, tener hijos, etc. 

Al principio, eso no tiene nada de malo, porque es importante desafiarnos y crecer. Sin embargo, cuando reflexioné en mi lista hace un tiempo, me di cuenta que, una vez más, «adelgazar» estaba en lo más alto, no solo porque era un objetivo bueno, necesario y saludable, sino porque conquistar un vientre plano es un ídolo disfrazado de resolución en mi corazón. 

¿Te has detenido a pensar en tus resoluciones / deseos? ¿Has considerado que pueden «disfrazar» un ídolo / tesoro del corazón? ¿O incluso varios?

Lo que he decidido por el resto de mi vida es estar más agradecido, sea cual sea la situación. Quiero estar satisfecho, confiar en que lo que vivo, tengo y hago, es parte del plan de Dios para mí, el mejor plan. Quiero recordarme a mí mismo todos los días: que me basta con la gracia de mi Padre. (2 Corintios 12:9).

Entonces, ¿estás dispuesto a reflexionar cuidadosamente sobre tus deseos? Es fundamental examinarlos para detectar si son legítimos o si desvían la atención de lo que Dios dijo que tiene verdadero valor. 

Recuerda: tener metas, cómo perder peso, no está mal; a veces es necesario, por ejemplo, para tener buena salud. El problema es cuando toman el lugar que debería ser de Dios. Cómo John Piper recuerda en su famosa frase: “Dios es más glorificado en nosotros, cuando estamos más satisfechos en Él”.

Vayamos más allá de la gratitud: estemos satisfechos en Dios, glorificando Su Nombre.

Oración

«Dios, perdóname por cambiar al Señor por deseos fugaces. Ayúdame a tener metas equilibradas, mientras vivo satisfecho en ti. En Cristo, ¡Amén!”.

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 6:21
2 Corintios 12:9

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA