7 Resoluciones para la Vida: Día 4 – Romanos 12:10 – Jun 23

RESOLUCIÓN # 4: Un corazón comprometido con el servicio

«Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente» (Romanos 12:10)

Muchos piensan que las relaciones sirven para servirnos, pero la verdad es que nosotros debemos servir. Nuestro corazón egoísta y con orgullo trata a las relaciones como estrategias para lograr lo que queremos. Quizás te defenderás: “¡Que! ¡Yo no hago eso! ”. ¿Será cierto?

¿Alguna vez te has enfadado cuando un amigo organizó una salida y no te incluyó?

¿O rechazaste una invitación porque el programa que se organizó no era de tu interés? 

¿Alguna vez dejaste de hablar con un amigo por su actitud que no te agradó cuando él ni sabía de eso? ¿Alguna vez te enojaste porque tu amigo contrató a otra persona que presta el mismo servicio que tú, y no te dio la preferencia?  Si respondiste «sí» a cualquiera de estas preguntas, entonces eres como yo: un pecador egoísta que quiere ser servido todo el tiempo. Un hedonista en las relaciones.

Romanos 12.10 enfatiza que debemos complacernos en honrarnos unos a otros. Pablo nos enseña que el propósito de las relaciones cristianas no es el placer egoísta, sino el placer altruista. Debemos encontrar placer en honrar, amar y servir a los que nos rodean; como la famosa frase «Quién no vive para servir, no sirve para vivir ”.

Cuando cumplimos esta misión, estamos honrando a Dios; y, honrando a Dios, vivimos más ligeros, porque descansamos en la voluntad de Dios.

La gente no está aquí para complacernos; están aquí para que nosotros les sirvamos. ¿Nos dedicaremos al ejercicio del «otro centrismo» en lugar de egocentrismo?

Oración: 

“Dios, perdona mi egoísmo por querer aprovechar todo lo de alrededor, incluidos mis amigos. Tu Palabra dice que más bendito es dar que recibir. Que este sea mi enfoque para siempre. En nombre de Jesús. ¡Amén!’.

Citas Bíblicas para estudiar:

Romanos 12:10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA