7 Resoluciones para la Vida: Día 6 – 2 Corintios 5:17 – Jun 29

RESOLUCIÓN #7: Un corazón con esperanza 

«De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.» 
(2 Corintios 5:17)

Sin Cristo, la palabra «esperanza» no tiene sentido. El diccionario habla de «una disposición de espíritu que induce a esperar a que algo suceda, a que se realice; confianza; expectativa». Sin embargo, sinceramente, en algún momento de la vida, ya hemos nutrido tanto estos sentimientos, esperando en las fuentes que nos frustraron, que no tiene sentido hacer otro intento. Quien todavía insiste, espera un gobierno exitoso, la vacuna milagrosa, un saldo más favorable en la cuenta bancaria, sueña con el trabajo «increíble», sueñas despierto con ser dueño de una casa, con el auto cero km, con fans, seguidores, y más me gusta. Pero al despertar, menos de una docena de «vistas».

Pero en Cristo, la esperanza gana color, sabor, sonidos, experiencia. La Biblia dice que Cristo hace todo «nuevo» en nuestra historia, incluida la esperanza. ¿Por qué es esto posible con él? Porque solo en Cristo recibimos un fundamento verdaderamente firme para nuestra esperanza: Su Palabra. Cristo resolvió nuestro pasado liberándonos de la culpa y la condenación eterna; vivimos en él seguros en el presente, protegidos y guiados por el Espíritu Santo; y, solo por la fe en Cristo, esperamos el futuro real del que la Biblia da varios “spoilers” en donde estaremos eternamente junto al Padre, sin llanto, sin dolor, sin dolores, sin frustraciones, sin muerte. 

La obra de Cristo (quien se hizo hombre entre nosotros, que se entregó a la muerte como rescate por nuestras vidas y resucitó con poder y gozo) garantiza lo que Él dijo. Él prometió, cumplió y cumplirá lo que ningún ojo vio, ningún oído oyó y ninguna mente imaginó y está reservado para aquellos que le pertenecen (1 Corintios 2:9).

¿Cómo podemos vivir esta verdad tú y yo por el resto de nuestras vidas? El apóstol Pablo ya «sacó» la respuesta en la carta a los creyentes en Roma: «Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.» (Romanos 5:3-5).

¿Seguiremos adelante juntos con los ojos fijos en la verdadera esperanza? 

Oración: 

«¡Dios, que mi única esperanza sea el Señor! En el nombre de Jesús, amén». 

Citas Bíblicas para estudiar:

2 Corintios 5:17
1 Corintios 2:9
Romanos 5:3-5

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA