viernes, marzo 1, 2024

Ágape, Amor de Dios: Día 3 – 2 Juan 1:6 – May 10

El amor: un principio rector y una disciplina

Para el creyente cristiano el amor es un principio rector, pero también es una disciplina de vida

Como principio rector el amor direcciona y se alinea con el carácter de Dios, de quien las Escrituras declaran que es amor (1 Juan 4:8); pero como disciplina mueve la voluntad del creyente a realizar actos amatorios, como un acto de obediencia (voluntario, responsable y gozoso) al imperativo (mandato) de amar, tal como lo expresa 2 Juan 1:6 (RV60)«Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio”.

El amor es un principio rector

Como principio rector el amor regula y prioriza las motivaciones, los intereses y las relaciones. El amor, entonces, se convierte en una norma de actuación, que gobierna las actitudes y conductas del creyente. El amor se convierte así en una guía en el andar del creyente. Sí el creyente se apropia del amor como una referencia y valor de vida, su hablar será gentil y cortes, su actitud hacia otros será empática y comprensiva, sus acciones serán compasivas y benignas, porque esa es la naturaleza del amor.

El amor es una disciplina que se construye

El amor también es una disciplina, y como tal, requiere enfoque, intencionalidad, esfuerzo, conocimiento, aprendizaje y práctica para perfeccionarse. Esto implica definir el amor como una competencia o facultad que requiere ser desarrollada, que necesita ser trabajada y cultivada. Aprendemos a amar, amando, es decir, poniendo el amor en acción, lo cual requiere expresar mediante acciones nuestro amor a los otros, a través de actos de servicio, afirmación verbal, expresión de afecto, disposición a perdonar, apoyo en momentos de dificultad, trato considerado y respetuoso, entre otros. 

Desde esta perspectiva el amor requiere aprendizaje, esfuerzo y práctica para consolidarlo y fortalecerlo.El amor es una fuerza, pero como toda fuerza requiere disciplina y esfuerzo para desarrollarla. Tal como ocurre con la fuerza física, así ocurre con la fuerza para amar.

Si se quiere crecer en el amor se debe invertir tiempo, recursos, atención y energía para desarrollarlo. 

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Juan 4:8
2 Juan 1:6

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022