Año Nuevo, Mismo Dios: Día 2 – Salmos 20:4-5 – Ene 10

Una meta que alcanzar

¡Wow, por fin un nuevo año! Me siento muy animada y lista para darle con todo. 

La verdad es que cada persona empieza el año de manera diferente, así que les pregunté a algunos de mis amigos cómo se sienten cuando llegaba un año nuevo, qué cosas hacen y si se proponen a algo. Estas fueron algunas de sus respuestas:

-“Para serte sincero, no me propongo muchas metas porque sé que no las voy a cumplir todas, pero me siento feliz por terminar un año y estar vivo.”

-“A veces me siento bien, otras veces no le doy mucha importancia, todo depende de que cómo termine el año. Si tengo metas, inicio con siete aproximadamente.” 

-“Por lo regular, espero el nuevo año en modo reflexivo, hago un análisis de lo que quiero y de cómo estoy en el momento.”

-“Cuando empiezo el año siento que tengo la responsabilidad de cumplir con todo lo que quiero y de crear hábitos que me ayuden a superarme.”

-“Creo que no sirvo para esto. Llegó un nuevo año, quiero pasar la universidad y a lo mismo de siempre.”

¿Te identificas con alguna de estas respuestas? Cada una de ellas tienen un factor común, todos se proponen al menos una meta. Sea cual sea tu actitud para este nuevo comienzo, es importante que tú también las tengas para hacer de este año uno con sentido. Las metas nos ayudan a trabajar en base a algo, creando disciplina y responsabilidad en el camino. ¿Qué cosas quieres hacer? Establece objetivos que sepas que puedes cumplir, pero que a la vez te reten. 

Mientras estemos vivos, siempre tendremos la oportunidad de cambiar y mejorar, así que aprovécha. Cierta vez un amigo me dijo que no tenía ninguna meta, que iba a dejar que todo fluyera. ¿Crees que él va a tener un año con significado? En lo absoluto. Las cosas no solo pasan, nosotros tenemos que hacerlas pasar. 

Dios no te trajo a este mundo para vivir sin sentido, Él quiere verte crecer, superarte y alcanzar lo que deseas. Él ya tiene muy claro los planes que tiene para contigo. Nuestros objetivos en la vida pueden cambiar, pero Dios sigue siendo el mismo, siempre dispuesto a fortalecernos y ayudarnos a lograr cualquier cosa si es su voluntad.

Actividad:

Escribe en tu celular o en una hoja 10 metas que quieres alcanzar este año, desde las más sencillas hasta las que más trabajo conllevan. Identifica qué hábitos necesitas desarrollar para lograrlas.

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 20:4-5
Filipenses 4:13
Jeremías 29:11

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA