Atrévete a pedir: Día 5 – Isaías 55:8-9 – May 6

Momentos kairos

La humanidad es organizada. No es aleatoria, ni caótica, es ordenada, planeada y estratégica, con propósito.

“Kairos” es una palabra antigua griega que significa el momento preciso u oportuno, el momento supremo. Un momento kairos puede ser descrito como “un momento de acción o decisión”. Es un momento cuando el futuro puede tomar rumbos drásticamente diferentes. 

Ayer aprendimos de Rahab y como ella aprovecho el momento que se le presentó. Ella tuvo el coraje de hacer su petición inusual a los espías. Reconoció el momento que llegó como una oportunidad que podía llevar su futuro a una dirección completamente distinta. 

La diferencia entre un momento significativo, uno que tiene la habilidad de dejarnos con la boca abierta y un momento “kairos” se encuentra en un llamado a la acción. Una cosa es reconocer un momento significativo sin haber cambio, y otro es el poder reconocerlo y actuar debidamente.

Actuar en un momento “kairos” muchas veces requiere de tomar un riesgo y, junto a él, enfrentar el miedo. 

Alterar el curso de tu vida al actuar basado en un momento que Dios ha ordenado siempre será disputado. Lo último que el enemigo quiere es una generación de gente que entiende su llamado y que camina en sus dones con seguridad y valentía. Él hará todo lo posible para desviar nuestros destinos y traer duda y confusión a nuestras mentes. 

Quizás el ejemplo más obvio de un personaje en la Biblia que ejemplifica esto es Ester. Ester sabía el riesgo y la amenaza que enfrentaba su pueblo, pero sólo fue cuando Mardoqueo le dijo esa frase famosa, “¿Y quién sabe si para una ocasión como ésta tú habrás llegado a ser reina?” (Esther 4:14) – que el momento se convirtió de un momento significativo a un momento “Kairos”, uno que la impulsó a “despertarse” y tomar acción. Ella actuó en el momento y se levantó ante el temor y encontró el coraje que necesitaba. 

Muchas veces se nos dan momentos donde tenemos la oportunidad de luchar por más, como Jacob en Génesis 32:22-32, o continuar como estamos y ni siquiera darnos cuenta de que el momento nos ha sido presentado. Ester se pudo haber saltado los 3 días de oración y ayuno e ido inmediatamente ante el rey. Sin embargo, ella decidió esperar y buscar el milagro a través de la humildad del ayuno y oración corporal. Tomó la decisión de presentarse al campo de batalla y se preparó bien para poder hacerlo.

Frecuentemente podemos pasar el tiempo admirando a los héroes increíbles de nuestra fe en sus estados heroicos “terminados” o “finales” y se nos olvida que a través del camino ellos fueron simplemente hombres y mujeres comunes como nosotros. Fueron seres humanos como nosotros. Lo que los diferenció fue que se alinearon con el Dios de Israel y se atrevieron a pedir por algo más.   

Citas Bíblicas para estudiar:

Esther 4:14
Isaías 55:8-9
Génesis 32:22-32

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA