Atrévete a pedir: Día 8 – Isaías 43:18 – May 11

Quebrántame para hacerme de nuevo

La mujer con el frasco de alabastro. Probablemente es una de las historias más conocidas del Nuevo Testamento. ¿Pero por qué?

¿Fue porque ella fue aceptada por Yeshua cuando todos los demás la habían rechazado? ¿O fue porque ella tuvo la tenacidad de alcanzarlo a Él a pesar de todos los obstáculos que había en su camino? ¿Fue porque ella le lavó los pies con sus lágrimas?

Creo, más bien, que fue porque ella tenia algo que darle. No tenía nada más que dar que su ser abandonado, sus lágrimas y su perfume. Esto es como adoración pura, el acto de ser completamente desnudado delante de Dios, sin importar cómo podría ser visto por los demás, o ni siquiera importar quien estará viendo. Este es el tipo de adoración en el que no entramos frecuentemente en nuestras vidas, porque no nos encontramos en un momento donde nos vemos tan desesperados. 

El frasco de alabastro en la historia es lo que me llama más la atención. Creo que representa al adorador que está tan desesperado por Dios, que está dispuesto a ser quebrantado delante de Él.

No somos quebrantamos porque Dios es cruel y le gusta romper las cosas, sino somos quebrantados porque hemos hecho un mal trabajo construyendo muros que no tienen fundamentos sólidos y creamos un mundo que esta construido sobre la arena. Es necesario que Él nos quebrante para que nos pueda recrear conforme al diseño que Él siempre tuvo en Su mente para nosotros. 

Él no nos deja hecho pedazos. Este no es nuestro Dios. Él es el creador, un Dios de orden, un Dios de restauración, y un Dios que hace todas las cosas nuevas. Él es el Dios de tiempos nuevos lleno de compasión y amor. 

Verdaderamente lo mejor que podemos hacer es pedirle a Dios que nos quebrante para hacernos nuevos. ¡Esta es una oración peligrosa al hacerla, porque Él lo hará! Ser quebrantado no es fácil, pero es realmente lo más bello que Él puede hacer en nosotros. Lo que sale de nosotros cuando somos quebrantados y derramados ante Sus pies es una fragancia valiosa que le agrada. Él mirará nuestro interior y así como con ella, Él se acordará de nosotros. 

Eso es adoración de verdad.

¿Te atreves a pedir el ser quebrantado?

Citas Bíblicas para estudiar:

Isaías 43:18
Apocalipsis 21:5
Mateo 26:6-13

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA