Causa y Efecto – Salmos 112:1,7

Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. No tendrá temor de malas noticias; Su corazón está firme, confiado en Jehová.

El día de hoy, Salmos 112:1,7 nos invita a hacernos una pregunta: ¿Estás preparado para hacerle frente a alguna crisis?. No esperes hasta que la crisis te tome por sorpresa para saber si lo estás. Prepárate ahora mismo.

Y es que una relación con DIOS tiene un efecto causal. Aquello que hagas hoy, tendrá efectos maravillosos mañana.

Si no te tomas el tiempo para depositar hoy la Palabra en el corazón, ésta no estará allí más tarde cuando la necesites. Terminarás lleno de dudas y en crisis en lugar de con fe y el poder que necesites para seguir adelante.

Por el contrario, si pones tu atención en cultivar diariamente las enseñanzas que DIOS nos ha brindado, como las herramientas para glorificarlo y caminar siempre conforme a su voluntad, obtendrás la victoria mucho antes de que las situaciones apremiantes lleguen s tu vida.

Es una preparación anticipada a la angustia: ¿Qué no podrá lograr una fe fortalecida en la Palabra de DIOS?, ¿Habrá algún obstáculo que le impida mantenerse fuerte y con la plena confianza de que el Señor está actuando en la solución?. No, no existirá tal obstáculo, porque DIOS será mayor en su mente y en su corazón.

¡Ahora es el momento para edificar un fundamento firme como la roca!. No esperes hasta enfrentar alguna crisis. Deposita la Palabra en abundancia en tu corazón ahora, para que cuando la necesites, ésta fluya con poder.

Recuerda: todo aquello que inviertas y deposites en la Palabra hoy, tendrá un glorioso retorno en la mañana. ¡Empieza hoy mismo a efectuar esos valiosos depósitos!.

Oración:

Señor, permite cada día sumergirme en las enseñanzas Tu palabra, guardarlas en mi corazón y aplicarlas en mi vida, para fortalecer mi fe ante cualquier angustia y transitar siempre los caminos de tu maravillosa voluntad. Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA