Cómo empezar a leer la Biblia: Día 4 – Proverbios 3:5-6 – Sep 15

Aprendiendo a confiar en Dios a través de Su Palabra

Confiar en Dios en la luz no es nada, pero confiar en Él en la oscuridad, eso es fe (Charles Spurgeon).

Hacer de la lectura bíblica un hábito cotidiano y aprender a aplicar su verdad, incrementará infinitamente nuestra intimidad con Dios. Pero a veces, y quizás muchas veces, la Biblia puede parecer desactivada. Podría parecer desconectada de lo que estamos atravesando en nuestras vidas. Y si somos honestos, pareciera que Dios no es siempre bueno porque Él no nos concede lo que queremos o pedimos.

Al sumergirnos en la Palabra de Dios veremos que Sus planes son buenos y que Él tiene nuestros máximos anhelos muy presentes en Su mente perfecta. Pero, son Sus máximos, no nuestros máximos. Él mira el cuadro completo y sabe lo que necesitamos y cuándo lo necesitamos. La confianza en Dios se logra al conocer Su carácter.

Leer y aplicar la Palabra de Dios en nuestras vidas nos ayudará a confiar más en Él cada día, porque Dios es fiel con Sus promesas. En la Biblia Él nos hace numerosas promesas que depositan esperanza dentro de nosotros cuando las reclamamos. Veamos algunas de Sus promesas. Dios promete que…

…si confesamos nuestros pecados, Él nos perdona y nos limpia de toda maldad (1 Juan 1:9).
…si venimos a Él agobiados, Él nos dará descanso (Mateo 11:28-29).
…si le seguimos, nunca andaremos en oscuridad (Juan 8:12).
…si permanecemos en Él, daremos mucho fruto (Juan 15:5).
…si nos falta sabiduría, Él nos la dará generosamente (Santiago 1:5).
…si creemos y confesamos que Jesús es el Señor, seremos salvos (Romanos 10:9).

Habrá cosas que, al leerlas no le encontraremos sentido, o posiblemente hasta nos frustren. Pero, como dice el pastor Andy Stanley: «No tienes que entenderlo todo para creer algo». Cuanto más buscamos a Dios, más le conocemos. Y, cuanto más le conocemos, más confiamos en Él. Cuando hacemos de esto parte de nuestro día a día, llegaremos a conocerle como el que dirige nuestros pasos, nos da sabiduría, quien nos reconforta y nos ofrece esperanza y paz.

Reflexión

¿Confías en Dios y en Su Palabra? ¿Que te lo impide?

Dedica algún tiempo para expresar tus preocupaciones y miedos a Dios. Él ya los conoce, así que no te inhibas. Luego pídele que te ayude a confiar en Él con todo lo que te esté agobiando.

Citas Bíblicas para estudiar:

Salmos 33:4
Proverbios 3:5-6
Isaías 55:8-9

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA