Cómo ser agradecido por tu Vida: Día 4 – Génesis 2:15 – Sep 20

Carrera

Cuando Dios creó a Adán le dio un trabajo. Génesis 2:15 nos dice que Dios puso a Adán en el Jardín de Edén para «trabajar y cuidar de él.»¡ Por lo tanto el trabajo ha estado desde el comienzo de los tiempos!

Todos trabajamos en algo. Antes de ganar dinero podemos trabajar en la escuela o hacer tareas en casa. Al crecer, tenemos el primer empleo y encontramos un nuevo respecto por nosotros mismos al ganar nuestro primer sueldo. En la adultez, encontramos un puesto o carrera que nos agrade, aunque requiera el cuidado de nuestra familia a tiempo completo.

No importa cuál sea nuestra «carrera» tenemos la oportunidad de vivir una vida de gratitud por cómo Dios nos llevó donde estamos. Estas son algunas formas de ser agradecido por el trabajo que Dios nos ha dado.

  • Cambia los lentes.Aunque estés infeliz con tu trabajo presente, se agradecido por estar empleado ( o quedarte a casa con tu familia), y toma un tiempo para orar por aquellos que están luchando por un empleo…
  • Ganas algo.Más allá de tu ingreso, puedes agradecer a Dios por Su provisión en tu vida. Puedes agradecer por lo que tienes en lugar de enfocarte en lo que te falta.
  • Has una lista de lo que amas. Cada trabajo tiene cosas que amas. La salud, los beneficios de retiro o un amigo que has hecho al trabajar allí. Focalizarte en lo bueno fortalecerá tu corazón hacia la gratitud.

Al pensar en el trabajo, podemos tener un empleo que nos traiga mucho estrés. También es verdad que alguno de nosotros podemos estar sin trabajo actualmente. Podemos emplear Colosenses 3:17 como guía en nuestra vida laboral, que dice, «Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él». Cuando ajustamos nuestra vista y vemos las bendiciones de tener un empleo o cuidamos a tiempo completo, nuestro gozo por el trabajo aumentará dramáticamente.

No importa si estás luchando por conseguir un trabajo o feliz por donde estás, siempre recuerda que estás trabajando para Dios en primer lugar. Haz cada tarea, pedido y obligación en Su nombre y agradécele regularmente por la habilidad para realizarlo.

Citas Bíblicas para estudiar:

Génesis 2:15
Colosenses 3:17

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA