Cómo ser un Padre Sabio: Día 1 – Proverbios 23:15-16 – Jul 7

Nuestra meta en la crianza: carácter o logros

Pensando sobre nuestra influencia como padres sobre nuestros hijos, decidí realizar una pequeña investigación con mi propia familia. Senté a todos alrededor de la mesa del comedor y dije: «Quiero que me digan: ¿qué van a recordar de lo que siempre decimos como familia y que llevarán siempre con ustedes?» Tenemos esas frases que siempre repetimos, como: «Ser un líder para bien, sé un líder para Dios». También decimos: «No es cómo reaccionas cuando no obtienes nada, sino cómo reaccionas cuando no recibes todo». Porque nunca obtienen nada.

Sin embargo, habrá momentos en que no obtendrán todo y su reacción cuando eso ocurra evidencia su carácter. También digo: «Tu padre celestial te ama y yo también». Así que les pregunto a mis hijos qué cosas recordarán más cuando se vayan de la casa. La respuesta fue: «No uses toda el agua caliente». ¡Eso fue lo que dijeron! En realidad, creo que es una buena idea. Además, «Cierra la puerta», «Cierra el refrigerador», cosas así. Sé que ellos también recordarán algo más, pero hay muchas cosas que estamos tratando de transmitir.

Así que vamos a hablar sobre la crianza de los hijos, y al hacerlo, vamos a deshacernos de la culpa de los padres. Vamos a deshacernos del estrés de los padres. Vamos a escuchar lo que el Señor quiere decirnos, cómo quiere moverse en nuestras familias y cómo quiere moldear nuestras vidas.

Déjame hacerte una pregunta: ¿Cuál crees que es nuestra meta como padres? El rey Salomón nos enseña que nuestra meta en la crianza es el carácter, no el logro. Por lo tanto, no se trata de lo que hacen nuestros hijos. Se trata de quienes son. Nuestra relación con Cristo es de la misma manera. No se trata de lo que hacemos por Dios. Se trata de quiénes somos con Dios y de nuestra relación con él. Por lo tanto, estamos criando a los hijos por el carácter y no por el logro. No se trata de cuántos jonrones golpean. No se trata de cuántas calificaciones excelentes consiguen. No se trata de si son la primera silla o la segunda silla de la banda, no se trata de si son bonitos o populares. Lo más importante es quiénes son.

¿Qué es más importante para ti, el carácter o su logro? ¿Por qué? 

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA