Cómo ser un Padre Sabio: Día 2 – Proverbios 10:1 – Jul 8

No sobrecargues a tus hijos

¿Por qué el carácter de nuestros hijos es el objetivo más importante como padres? Porque eso introducirá a tus hijos en el matrimonio, en la vida y les servirá a ellos mucho más que los logros.

Permíteme darte dos logros que están batallando contra el carácter, en la vida de nuestros hijos. 

Primero, es la buena educación

Promovemos la buena educación, a veces sobornamos a nuestros hijos por la buena educación. Les pagamos por sus calificaciones. Si tienes la mejor calificación, entonces recibes esto. Si consigues una calificación menor, entonces consigues menos. Es grandioso cuando ellos son exitosos en la escuela, pero el enfoque no puede ser tan intenso. No es como cuando nosotros fuimos a la escuela, la verdad sea dicha, ellos estudian más en una semana de lo que estudiamos en un semestre. Queremos éxito y disciplina de parte de ellos, pero su educación está batallando por los logros más que por el carácter.

Segundo, es especializarse en destrezas.

Queremos que sea la mejor porrista, el mejor jugador de béisbol, el mejor jugador de fútbol americano, el mejor jugador de fútbol o la persona más importante de la banda. Queremos que ellos tengan la posibilidad de decir, «Yo soy una persona especializada en destrezas», «Tengo un entrenador para esto», «Tengo un instructor para aquello». Ellos hacen todas estas cosas diferentes y esas destrezas especializadas comienzan por robarlos de la familia, porque son tan apasionados que permanecen sumamente ocupados. Adicionalmente, muchos de nosotros estamos tan ocupados y corremos de acá para allá con nuestros hijos tantas veces a tantos lugares. Estamos comiendo la cena de una lonchera todo el tiempo. Nunca estamos juntos. Nunca estamos alrededor de la misma mesa. Estamos dejando que todos los demás críen a nuestros hijos en lugar de criarlos nosotros. El objetivo es el carácter, no el logro.

El artículo de portada de la revista Time de septiembre de 2017: «Viaje de locos, costo de locura, estrés de locos. Cómo un niño deportista se convirtió en profesional», afirma que los deportes para niños son una industria de $15 mil millones de dólares ahora. Tengo un amigo que es entrenador. Él entrena a los jugadores de béisbol de la Liga mayor y los atletas de la NFL. Él entrena en los niveles más altos. Le pregunté qué pensaba sobre los deportes de los niños y la dirección que tomaba. Dijo: «Por cada Tiger Woods, hay un millón de niños que odian a su padre y medio millón de niños que odian el deporte».

Padres, puede que sea mejor que vayan a ver un juego, compren un perro caliente y tomen un refresco con su hijo para pasar tiempo juntos, en lugar de presionarlos para que sean jugadores profesionales. Tenga cuidado, diviértanse, pero no salte a ese río del cual no podrá bajarse, porque va a perder todos los domingos, sus hijos no tendrán conexión con la iglesia y nunca serán parte de las cosas de la iglesia. Además, nunca estarán en casa. ¿Por qué querrían volver a casa una vez que se vayan? Déjalos crecer en su relación con Cristo.

¿Estás sobrecargando a tus hijos con demandas educativas o entrenamiento en habilidades especializadas? 

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA