Cómo ser un Padre Sabio: Día 4 – Efesios 6:1-3 – Jul 10

Enseña a tus hijos a ser respetuosos y humildes

Como padres hay cuatro rasgos críticos que debemos enseñar a nuestros hijos. Discutimos el primer rasgo, enseñándoles a elegir sabiamente amigos y compañeros.

Segundo rasgo: Camina con respeto y humildad

«Honrar a tu padre y madre» es el primer mandamiento con una bendición. ¿No es así? Es el quinto mandamiento. De tal manera que, honrar y respetar a mamá y papá es la clave. Es crucial. La desobediencia y la falta de respeto reciben castigo. Los niños deben respetar a sus padres. Deben respetar a sus mayores. Permíteme escribir aquellas palabras que abrirán más puertas para ellos que cualquier otra cosa: «Sí, señora», «por favor» y «gracias». Si no enseñamos el debido respeto y la humildad, nuestros hijos serán ingratos y solo querrán todo lo que vean. Enséñales respeto y humildad.

Tenemos que enseñar a nuestros hijos a respetar a las mujeres, y eso viene con nosotros cuando decimos: «No vas a hablarle así a tu madre», «No vas a tratar a tu hermana de esa manera», «No vas a tratar a tu amiga con esa burla», «vas a ser un hombre de Dios que respeta y honra a las mujeres».

Ahora déjame darte un pensamiento sobre la humildad. Como padre, no solamente tus hijos, necesitan darse cuenta de que el niño no es el centro del mundo. El duque de Wellington dijo una vez: «Lo que más me impresiona de los padres estadounidenses es la forma en que obedecen a sus hijos».

No tienes que pagar los estudios universitarios, está bien si consiguen un trabajo y aprenden a trabajar para cubrir esos gastos. Algunos han ahorrado, y si pueden bendecirlos de esa manera, eso es genial, pero ellos no deberían ser el centro del universo.

No debemos correr por todos lados para mantenerlos satisfechos y luego sentir toda esta culpa de padres si no les damos todo, o si no estamos en todo lo que hacen. Como padre, es necesario estar allí tanto como puedas. Sin embargo, vas a tener un viaje de negocios o vas a tener algo que surja y que impida tu asistencia. Vas a tener algo de lo que no podrías salir y no podrás estar allí, eso está bien no te sientas culpable. Si los conviertes en el centro de la tierra, algún día los despedirán de un trabajo porque nadie más va a pensar que son la persona más importante en la existencia. Van a tomar una clase y obtendrán una mala calificación, porque nadie más piensa que son el centro del mundo.

¿Estás criando hijos humildes y respetuosos?