martes, marzo 5, 2024

Compartir tu fe: Día 5 – 1 Corintios 3:16 – Jun 30

Punto esencial 4: Un cuerpo saludable

Usted no puede alcanzar su pleno potencial, cumplir con el propósito que Dios tiene para su vida, o incluso hacer un buen esfuerzo hacia la búsqueda de estos, si no está bien a nivel físico. Sin embargo, ningún factor parece ser más pasado por alto cuando se trata del potencial que Dios nos ha dado.

Un cuerpo saludable es fundamental para la preparación y ejecución de las diversas actividades y oportunidades de servir que el Señor le da. Usted necesita un cuerpo saludable para cumplir su destino eterno y lograr lo mejor de Dios para usted.

Tendemos a pensar solo a un nivel superficial que tenemos cuerpo, alma y espíritu. Nuestros cuerpos se relacionan con otras personas y con el mundo que nos rodea. Nuestras almas se relacionan con nuestra personalidad. Y nuestros espíritus se relacionan con Dios. Cuando su cuerpo, alma y espíritu están llenos de energía y comprometidos a plenitud con el Señor, puede tomar dominio de ciertos aspectos de las esferas física, emocional y espiritual.

La buena salud es muy necesaria para lo siguiente:

• La concentración mental

• El entusiasmo

• El pensamiento claro

• La motivación

• La perseverancia para realizar una tarea

• La respuesta rápida en momentos de peligro, emergencia o crisis

El Apóstol Pablo, en su carta a los corintios, también dejó claro que el cuerpo es el templo del Espíritu Santo. Usted vive en su cuerpo, pero es más que carne y hueso. El ser interior —el alma y el espíritu— sigue vivo después de la muerte del cuerpo físico. Mientras los creyentes viven en la Tierra como creaciones de Dios, nuestros cuerpos son habitados al mismo tiempo por el Espíritu Santo (1 Corintios 3.16). Usted no solo es un recipiente para su alma y su espíritu, sino también para la presencia y el poder del Espíritu. De este modo, su ser físico es una entidad santa, consagrada a la adoración. Su cuerpo es un templo de la presencia de Dios. El mensaje rotundo de Pablo a lo largo de todos sus escritos es este: Yo estoy en Cristo, y Cristo está en mí.

Pablo también menciona que, dado que el Espíritu Santo ha hecho de usted su templo en la Tierra, debe «glorificar a Dios» en su cuerpo y en su espíritu. Debe tratar su cuerpo físico con el mismo respeto que tiene por su espíritu eterno. Según Pablo, cada uno de nosotros tiene la responsabilidad como cristiano de asegurarse de que las conductas asociadas con nuestro cuerpo físico honren a Dios.

Lo que usted hace con su cuerpo es un acto de alabanza a Dios. Por lo tanto, cualquier cosa que haga para lastimar o dañar su cuerpo le impedirá o limitará honrar a plenitud al Señor, ponerse por voluntad propia a su disposición para servirle, cumplir su propio propósito y alcanzar su máximo potencial.

Citas Bíblicas para estudiar:

1 Corintios 6:12-14
1 Corintios 6:19-20
1 Corintios 3:16

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022