sábado, marzo 2, 2024

Compartir tu fe: Día 8 – Mateo 14:30 – Jul 5

Punto esencial 7: Tomar riesgos aprobados por Dios

Si va a buscar el potencial que Dios le ha dado, encontrará situaciones y enfrentará oportunidades que requerirán decisiones y acciones. Algunas de esas decisiones y acciones pueden parecerle arriesgadas.

Su potencial es la suma de todas las posibilidades que Dios tiene para su vida. Y la verdad es que usted no tiene en absoluto ninguna manera de comprender todas las posibilidades que ve un Dios omnisciente e infinito. Usted no puede saber con su mente finita y su perspectiva limitada todo lo que Él sabe.

Confiar en Dios en todas las cosas, relaciones, elecciones y decisiones conlleva un riesgo considerable. El riesgo, después de todo, es parte de la naturaleza misma de la fe:

• Poner nuestra fe en Dios, a quien no podemos ver, pero sí experimentar.

• Poner nuestra fe en su promesa de hacer que todas las cosas sean para nuestro bien, incluso si no podemos entender lo que debe ocurrir para ir de donde estamos a donde esperamos estar.

• Poner nuestra fe en el amor de Dios para transformarnos de maneras que ni siquiera podemos imaginar o esperar.

Permítame recordarle uno de los mayores tomadores de riesgo de todos los tiempos. Después de que el Señor Jesús había multiplicado cinco panes y dos peces para alimentar a 5.000 personas, el día estaba llegando a su fin cuando Él dijo a sus discípulos que subieran a una barca y fueran delante de Él al otro lado del mar de Galilea mientras el Señor subía a una montaña para orar a solas. Después de algún tiempo, el Señor seguía en la montaña mientras la barca era sacudida en medio del mar.

«Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar» (Mateo 14.25). Pero los discípulos se turbaron y gritaron atemorizados: «¡Un fantasma!» (Mateo 14.26). Pero el Señor Jesús les habló de inmediato, ordenándoles que no tuvieran miedo. Fue Pedro quien respondió al Señor, diciendo: «Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas» (Mateo 14.28). Cuando el Señor le dijo a Pedro que viniera, este salió de la barca y caminó sobre las aguas para ir a Él. De todos los discípulos que estaban en la barca aquel día, solo uno lo arriesgó todo para dar un paso de fe, convirtiéndose en la única persona de la Biblia que caminó sobre el agua. Pedro estuvo dispuesto a dejar la barca y comenzar su camino hacia el Señor Jesús. ¿Habría estado usted dispuesto a tomar ese riesgo?.

Creo que esa experiencia fortaleció la fe de Pedro y le hizo estar dispuesto a correr grandes riesgos más adelante en su vida y ministerio, mucho después de que el Señor Jesús ascendiera al cielo. Lo mismo se pudiera aplicar a cada uno de nosotros. Lo que vemos como un riesgo desde nuestra perspectiva podría ser la situación que Dios utiliza para fortalecer nuestra fe. Lo que pensamos que puede suponer una pérdida o un daño, Dios puede muy bien utilizarlo para fortalecer nuestro carácter. Lo que vemos como un riesgo, podría ser muy bien lo que Dios utilizará para llevarnos un paso gigante más cerca de cumplir nuestro propósito y lograr nuestro máximo potencial.

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 14:13-36

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022