Cuando Dios permite las pruebas: Día 1 – Jeremías 29:10-14 – Jul 15

“No hay plan B”

Dentro de la coyuntura mundial del coronavirus he querido concentrarme en la pregunta más obvia que todos solemos preguntarnos alguna vez, por qué Dios permite las pruebas, por qué Dios permite que cosas malas le sucedan a las personas “buenas”. 

El punto de partida, es que muchos creyentes creemos tener un acuerdo especial con Dios, esperamos tener una vida perfecta, color de rosa. Sin embargo, olvidamos que la Biblia enseña que en el mundo también tendremos aflicciones. Pablo, fue un ejemplo de lo que un creyente puede esperar de la vida, ya que fue azotado muchas veces, apedreado una vez, tres veces naufragó, cinco veces estuvo en prisión y por último, murió decapitado. 

Hoy en cambio, muchos se esfuerzan en excusar a Dios de todas las cosas que llamamos “malas”. Más bien, la Biblia nos enseña un Dios en movimiento, siempre activo, que no tiene plan B, que está en completo control de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. 

La Biblia también enseña que todas las cosas malas pueden ser llamadas muchas veces pruebas. Es difícil para el ser humano comprender cómo una persona justa que dedique su vida al evangelio y Dios tenga que sufrir como Pablo y Job tuvieron que sufrir. Esto nos enseña que la vida realmente resulta ser más compleja de lo que parece, y a veces parece no tener sentido. Sin embargo, debemos confiar en que únicamente Dios tiene el panorama completo de lo ocurre en realidad, nadie es tan sabio como Él.

Recuerda, debes reconocer que fue Dios quien permitió que el covid-19 llegará, no puedes pretender dejar fuera del alcance de Dios a las pruebas, ya sea que te resulten cómodas o no, todo lo que pasa forma parte del plan de Dios, para darnos un futuro y una esperanza eterna.

Citas Bíblicas para estudiar:

2da Corintios 11:16-33
Eclesiastés 8:9-17
Job 1:1
Jeremías 29:10-14

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA