Cuando se siente abrumado: Día 2 – 2 Corintios 12:9-10 – Mar 28

«Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte»

Su debilidad, el poder de Dios

En 2 Corintios 12:9 es un poderoso recordatorio de la provisión de Dios para usted y para mí cuando hemos llegado al final de nuestras fuerzas. 

Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.

Cuando Pablo escribió esas palabras, estaba siendo acosado por dondequiera que iba por un espíritu malvado al cual se refirió como “un aguijón en la carne”. Era un mensajero enviado por Satanás para golpearlo y acosarlo constantemente. 

El acoso constante de este espíritu lo enfadó tanto que le rogó a Dios tres veces para que se lo quitara. Pablo claramente se encontraba al final de su cuerda. 

Sin embargo, aun cuando Pablo oró tres veces para que Dios interviniera, el aguijón no le dejó. Y la respuesta de Dios a Pablo fue el versículo que leímos anteriormente: Su poder se perfecciona en la debilidad. 

¿Qué significa perfeccionar? Significa que Su poder llega a una completa madurez, florece, se expresa completamente en nuestra debilidad. 

¿Cuál fue la respuesta de Pablo? Pablo dijo en 2 Corintios 12:9–10:

«Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque, cuando soy débil, entonces soy fuerte«.

Parece ser que a veces tenemos que llegar al final de nosotros mismos antes de que busquemos completamente a Dios. Pero, al hacerlo, nos damos cuenta de que Él es más que suficiente. Si usted se encuentra ahí en el día de hoy, o muy cerca de ahí, aférrese a la fuerza de Dios. 

Ponga su confianza en Él. Él le llevará al lugar indicado, y encontrará la fortaleza y dirección que necesita. 

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA