Cuida Tu Alma: Día 3 – Deuteronomio 4:9 – Jul 2

Un candado para el alma

Guardamos las cosas valiosas con mucho cuidado, debes tener entre tus más preciados objetos cosas de gran valor monetario pero de seguro también aquellas cosas que aunque carecen de un gran valor comercial tienen un gran significado emocional pero hay algo intangible que debemos guardar y no es un reloj Rolex ni una carta apolillada; es el alma. 

Debemos guardarla; es decir, que debemos protegerla, asegurarla, ponerla en una lugar seguro y sabemos que el único lugar seguro es en las manos de Dios.

En las manos de Dios estará segura tu alma, entrégale hoy cada área de tu alma pero hazlo con diligencia, el ser diligente tiene que ver con poner mucho interés, esmero, rapidez y eficacia.

La biblia nos anima a guardar el alma con diligencia para no desviarnos del camino de Dios y dejar un legado de bendición a las futuras generaciones.

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA