Cuida Tu Alma: Día 5 – 3ra Juan 1:2 – Jul 6

Alma próspera 

Jamás he encontrado a una sola persona que me diga lo siguiente:

  • “No quiero que mi hijo prospere”
  • “Deseo que mi hijo sea un indigente y que jamás logre algo bueno en esta vida”

Ningún padre desea algo así para sus hijos y siempre queremos darles lo mejor de lo mejor y que ellos alcancen alturas que nosotros no hemos alcanzado, déjame decirte que este no es solo tu deseo es el deseo del Padre eterno de Dios, por eso la palabra de dice: “…como prospera tu alma”

Se define a la prosperidad como el desarrollo favorable, especialmente en el aspecto económico y social pero la Biblia no solo se queda en esos dos aspectos sino que va más allá de hecho va a lo más importante: el alma y es que del alma se desprende todo lo demás y cuando hay un alma sana se puede disfrutar plenamente de la vida. Pero te preguntarás:

  • ¿Cómo puedo tener un alma próspera?
  • ¿Cómo desarrollar favorablemente mi intelecto, emociones y voluntad?

En el siguiente versículo esta tu respuesta:

 Jeremías 6:16 «Paraos en los caminos, mirad
y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino.
Andad por él y hallaréis descanso para vuestra alma.»…

Esas sendas antiguas son las sendas ya trazadas por Dios para guiar tu camino por medio de su palabra, medita en ella y cúmplela con devoción y verás como tu alma va prosperando para bendición de tu vida, para bendecir tu entorno y a todo aquel que reciba a través de ti un toque de Dios.

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA