De la mano de Jesús: Día 4 – Juan 14:12 – Mar 12

El Espíritu Santo

El Espíritu Santo es Dios en acción en la tierra. Antes de ascender al Cielo, Jesús les dijo a sus discípulos que era de vital importancia que ellos fueran llenos del Poder del Espíritu Santo (Hechos 1:8y lo mismo es cierto para nosotros. Todo creyente en Jesús necesita ser lleno del PODER del Espíritu Santo, sólo así podrá vivir en victoria sobre el pecado, el mundo y el diablo! Sólo con el Espíritu Santo podrás hacer las mismas obras que hizo Jesús: milagros, sanidades, liberaciones y aún mayores! (Juan 14:12). Es una necesidad absoluta para vivir la vida cristiana como Jesús vivió! (1 Juan 2:6 y Hechos 10:38)

El Espíritu Santo no es una «Recompensa» para los mejores Cristianos, es un REGALO para todos! El Espíritu Santo no es un «Premio» para los más santos, es una NECESIDAD para todos! No puedes trabajar para merecerlo puesto que es un regalo, no puedes enorgullecerte cuando lo recibes puesto que es una necesidad. El Espíritu Santo no vino al final del Libro de los Hechos como una recompensa por haber sido «buenos cristianos», sino que vino al principio del Libro de los Hechos porque era una necesidad para comenzar a correr la «carrera de la fe». Si los discípulos necesitaron el Espíritu Santo para vivir su vida cristiana, cuánto más nosotros lo necesitamos desesperadamente para poder vivir nuestra vida cristiana! 

Te invito ahora mismo que te tomes un momento y pídele a Dios que te llene de Su bendito Espíritu Santo! Dile: 

Señor Jesús,

te pido en este momento 

la Promesa del Espíritu Santo! 

Ven sobre mí! Lléname! 

Te necesito más que a nada! 

Dame PODER para ser como tú, Jesús, 

poder para vencer el pecado! 

Poder para hacer milagros en tu nombre!

Dame la Unción del Cielo! 

Ven, ven, ven Espíritu Santo! 

Inúndame con tu Presencia y tu amor

Yo quiero amarte más! 

En el Nombre de Jesús. 

Amén

Permanece unos momentos más diciéndole en tus propias palabras cuánto lo anhelas y cuánto lo necesitas! Pide y continúa pidiendo hasta recibirlo! (Lucas 11:13). 

Te aseguro que Dios es el más interesado en dártelo, sólo abre tu corazón y dile cuánto lo anhelas, cuánto lo amas y cuánto lo necesitas! 

Citas Bíblicas para estudiar:

Hechos 1:8
Juan 14:12
1 Juan 2:6
Hechos 10:38
Hechos 2:1-4
Lucas 11:13
Hechos 2:39

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA