De la manos de Jesús: Día 1 – Jeremías 33:3 – Mar 9

De qué se trata la SALVACIÓN

Dios me llamó a predicar la Buena Noticia del Evangelio en lugares públicos y abiertos: a viva voz anuncio a todo el que quiera oír qué hay una Camino de regreso a Dios, que no tienen por qué vivir agobiados bajo el peso del pecado y del diablo. Como dice un gran hombre de Dios a quien admiro profundamente: “Como techo las estrellas y como paredes los confines de la tierra: prediquemos a Jesús sin temor!” (Carlos Annacondia). Toda nuestra fe cristiana es una Fe Pública, no hacemos nada en oculto o escondidos en algún rincón (Hechos 26:26Yo “no me avergüenzo del Evangelio porque es el poder de Dios para salvación de todo aquel que cree” (Romanos 1:16). Con valentía (como debe hacerse) llamo a hombres y mujeres a que se arrepientan de sus pecados y se vuelvan a Dios de todo corazón. Los invito a tomar una decisión pública de fe en Cristo y oramos juntos una oración de renuncia al pecado, al diablo y a sí mismos, para poder seguir a Cristo con todas sus fuerzas.

Ahora bien, soy consciente mejor que nadie que eso no basta, por el contrario, es sólo el comienzo: tomar una decisión de fe en Jesucristo no es cuestión de una sola vez, sino que es algo de toda una vida! El cristianismo se trata de negarse a uno mismo cada día, renunciar a tener el control de nuestras propias vidas y vivir por él y para él. Se que eso es algo difícil de asimilar de una vez y honestamente, es un compromiso que es aún más difícil de sostener durante toda una vida: pero el Espíritu Santo viene en nuestra ayuda, fortalece nuestra debilidad y hace que lo imposible sea posible!, y no sólo eso, sino que también hace que sea agradable y hermoso! Caminar “DE LA MANO DE JESÚS” es la Aventura más maravillosa de toda nuestra vida! 

No se trata de que Jesús “entre en tu corazón” simplemente, sino que Él te da “UN NUEVO CORAZÓN” (Ezequiel 36:26). Tampoco se trata de “abrirle la puerta” a Jesús, eras tú el que estabas fuera de Su Reino (condenado por tu propio pecado) y por su gracia, Él te ABRIÓ LAS PUERTAS de Su Reino para que PUEDAS ENTRAR mediante su sacrificio en la Cruz! No se trata de INCORPORAR a Jesús en tu vida, sino de RENDIRLE tu vida entera a Jesús y que a partir de ahora, Él es el Rey y Señor que gobierna tus decisiones y marca el rumbo de tu vida. 

Algunos piensan que ser cristiano se trata de “repite: Jesús, Jesús, Jesús y pide 3 deseos”, pero Jesús no es el “genio de la lámpara” de nadie, estamos aquí para hacer Su voluntad, no la nuestra y Su voluntad siempre será lo mejor para nosotros. La Salvación no se trata de repetir tres o cuatro frases en el altar como si fuera una especie de “rezo mágico” que automaticamente te convierte en seguidor de Cristo. La Biblia promete: “Clama a mi y yo te responderé” (Jeremías 33:3y “Todo aquel que invoque el Nombre del Señor, será salvo! (Romanos 10:9-10). Es necesario que clames, que busques a Dios, que ores de manera intencional y personal, sólo así Dios vendrá en tu rescate y te salvará. Esto NO significa que esté mal guiar a las personas en una “oración de entrega” a Cristo (de hecho yo mismo lo hago todo el tiempo!) pero soy consciente (y procuro que mis oyentes también lo sepan) que no se trata de “decir las palabras correctas”, sino de la actitud que la persona tiene en su corazón de una búsqueda sincera y apasionada de Dios! 

Estás preparado/a para ir más profundo en tu RELACIÓN con Dios? Estás apasionado por conocerlo y amarlo cada día más? Tienes el vivo deseo de compartir Su Mensaje con los que aún no lo conocen? Te desafío por los siguientes días a transitar juntos ésta Gran Aventura “DE LA MANO DE JESÚS”.

Citas Bíblicas para estudiar:

Hechos 26:26
Romanos 1:16
Ezequiel 36:26
Jeremías 33:3
Romanos 10:9-10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA