DIABETES TIPO 1: Insulino dependiente

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica en la que el cuerpo no puede controlar los niveles de glucosa en la sangre. Se desarrolla cuando el cuerpo no puede producir la hormona insulina. La diabetes tipo 1 a veces se denomina diabetes insulinodependiente.

DIABETES TIPO 1

La diabetes tipo 1 puede desarrollarse a cualquier edad, pero generalmente afecta a las personas antes de los 40 años, y más comúnmente durante la infancia. Se desarrolla cuando el cuerpo no puede producir la hormona insulina. La insulina regula el nivel de glucosa en su sangre. La glucosa es una forma simple de azúcar que se encuentra en los alimentos y bebidas azucaradas. Su cuerpo la absorbe como una parte natural de la digestión y se transporta en la sangre por todo su cuerpo. Cuando la glucosa llega a los tejidos de su cuerpo, por ejemplo, a las células musculares, es absorbida y convertida en energía.

La insulina es secretada a la sangre por el páncreas, que es una glándula localizada detrás del estómago. Un faltante de insulina provoca que la glucosa se acumule en su sangre.

SÍNTOMAS DE LA DIABETES TIPO 1

 Si padece de diabetes tipo 1, puede:

  • Orinar más de lo normal
  • Tener sed constantemente
  • Tener pérdida de peso inexplicable
  • Sentirse extremadamente cansado
  • Tener visión borrosa
  • Mostrarse irritable


Los síntomas pueden desarrollarse rápidamente, con frecuencia en unas pocas semanas.

COMPLICACIONES DE LA DIABETES TIPO 1

 
Si se diagnostica y controla apropiadamente, usted puede desarrollar niveles muy altos de glucosa en la sangre (hiperglucemia) o muy bajos (hipoglucemia).

Hiperglucemia

Sus niveles de glucosa pueden ser muy altos si está estresado o no se siente bien, si su dosis de insulina es muy baja, si no recibe algunas dosis, o si come muchos carbohidratos. La hiperglucemia puede hacerle sentir más sediento que de costumbre, sentirse cansado y tener dolores de cabeza.

En algunos casos, la glucosa puede acumularse en su sangre y alcanzar niveles peligrosos. Esto se denomina cetoacidosis diabética. Esto puede hacer que vomite, respire más rápido de lo normal y tenga aliento con olor a cetonas (similar a la acetona o esmalte de uñas). La cetoacidosis diabética es una emergencia médica y puede ser mortal si usted no se trata en el hospital de inmediato.

A largo plazo, la hiperglucemia puede aumentar su riesgo de:

  • Insuficiencia renal
  • Daño neurológico
  • Ceguera
  • Cardiopatía
  • Derrame cerebral

Hipoglucemia

Sus niveles de glucosa pueden ser muy bajos si usted no come suficientes alimentos que contengan glucosa, recibe mucha insulina, o hace más actividad física que de costumbre. La hipoglucemia puede hacerle sentir mareado, sudoroso, confundido, o usted puede sentir su corazón latir fuerte. Si la hipoglucemia no se trata, usted puede perder el conocimiento, y si es severa, puede ser mortal.

CAUSAS DE LA DIABETES TIPO 1

La diabetes tipo 1 se desarrolla cuando las células de su páncreas que producen insulina (células beta) son destruidas por el sistema inmunológico de su cuerpo. Por eso la diabetes tipo 1 se conoce como una enfermedad autoinmune. Sin embargo, la forma en que la diabetes tipo 1 comienza no se conoce completamente en la actualidad, aunque es posible que sea causada por un virus o por herencia familiar.

DIAGNÓSTICO DE LA DIABETES TIPO 1

Usted puede necesitar hacerse algunas de las siguientes pruebas:

  • Prueba de orina. Necesitará dar una muestra para que se le analice la glucosa y las cetonas.
  • Prueba de glucosa en sangre en ayunas.

Si su orina resulta positiva para cetonas y usted tiene un elevado nivel de glucosa en la sangre, esto sugiere un diagnóstico de diabetes tipo 1.

TRATAMIENTO DE LA DIABETES TIPO 1

No existe una cura aun pero puede controlarse con medicinas y cambios en el estilo de vida y monitorearse con análisis de sangre.

Medicamentos

La diabetes tipo 1 se controla dándole insulina a su cuerpo. Esto ayuda a que la glucosa se absorba en las células y se convierta en energía, lo que detiene su acumulación en la sangre.

Existen dos formas principales de obtener insulina:

  • Inyecciones de insulina. Esta es la forma más común de tratamiento, en la que se inyecta insulina subcutáneamente. Generalmente se inyectará usted mismo antes de las comidas, usando una aguja pequeña o una jeringuilla tipo bolígrafo con cartuchos reemplazables.
  • Bomba portátil de insulina. Estas pueden ser apropiadas si se le dificulta controlar su glucosa en sangre con las inyecciones regulares, a pesar de monitorearla cuidadosamente. Las bombas de insulina pueden ser programadas para inyectarle insulina con un bolo que usted pueda controlar.


Existen varios tipos de insulina que funcionan con diferentes bolos y actúan durante distintos períodos de tiempo.

Autoayuda

Con los siguientes cambios en su estilo de vida, usted puede ayudar a controlar los niveles de glucosa en la sangre.

  • Mantenga una dieta balanceada con comidas regulares, tres veces al día. Incluya carbohidratos en cada comida, como pastas y papas. Pero si usted sufre de hipoglucemia de vez en cuando, es buena idea que lleve consigo algunos alimentos azucarados o tabletas de glucosa.
  • Trate de realizar 1/2 hora de actividad física moderada por lo menos tres días a la semana. Esto le ayudará a mantener un peso saludable y a controlar los niveles de glucosa en sangre.
  • Evite el consumo indiscriminado de alcohol.
  • Si usted fuma, deje de hacerlo. Fumar no es saludable para nadie, pero es especialmente importante dejar de fumar si usted padece de diabetes porque ya ha incrementado el riesgo de desarrollar problemas circulatorios y enfermedades cardiovasculares.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

ALIMENTACIÓN ALIMENTACIÓN SALUDABLESALUD – SALUD DE LA A-Z – SALUD SEXUAL