Dios contra la Ansiedad: Día 2 – Salmos 55:22 – Abr 17

Bien sea debido a una dificultad financiera, una relación tensa o una carga de trabajo abrumadora, la ansiedad puede abrirse camino en nuestras vidas en muchas formas. Puede ser solo una sensación general de inquietud durante el día, una agotadora noche sin dormir o un ataque de ansiedad total.

Si eres cristiano enfrentando la ansiedad, una de las primeras cosas que puedes sentir es culpa. “¿Me debo sentir así si soy un verdadero cristiano?” Es un pensamiento que puede entrar a menudo en tu mente. En la Escritura de hoy, el autor del Salmo 55:22 nos dice que debemos entregar nuestras cargas al Señor, y Él se encargará de nosotros.

Fíjate que el versículo no nos dice que debemos tener la vida resuelta. No dice que nunca sentiremos ansiedad. Dice que cuando tengamos cargas se las demos al Señor.

Esta es la buena noticia: ¡Ya estás en camino de hacerlo! Al leer este Plan, estás reconociendo que no puedes superar tu ansiedad por tu cuenta, sino que necesitas la ayuda de tu Padre celestial. Sin importar tus circunstancias, este es un gran lugar para estar, corriendo hacia Dios.

Aquí está mi desafío para hoy: da un paso más para entregarle tus cargas al Señor. Aquí hay algunas ideas:

  • Permanece 5 minutos hoy en la oración y dile a Dios acerca de lo que estés ansioso.
  • Lleva un diario acerca de cómo te sientes y cómo te afecta.
  • Reúnete con un amigo cristiano de confianza y háblale sobre tu ansiedad.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA