Dios es Fiel: Día 2 – Lamentaciones 3:21-23 – May 11

«Esto recapacitaré en mi corazón, por lo tanto esperaré. Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad«

Cuando atravesamos problemas, frustraciones o enfermedades, a menudo nos preguntamos: ¿qué más puede ocurrir? Temerosos, sacamos un sin número de conclusiones que finalmente terminan por sumergirnos en un profundo desaliento.

La Biblia nos enseña que la alternativa a la desesperación es confiar en el amor fiel de Dios.  Así lo hizo el escritor de Lamentaciones: al ver cómo su nación había desaparecido, las ciudades habían sido quemadas, líderes muertos o arrestados y las familias separadas. Tuvo la capacidad de volver su mirada al amor constante de Dios por su pueblo, garantía en tiempos de dificultad.

En Cristo vemos resplandecer con mayor fuerza la fidelidad de Dios. Es en Cristo donde el amor y la compasión son nuevos, confiables y están dispuestos para ser conocidos cada mañana. 

Por está razón, aquellos que han sido afligidos y se acercan a Dios por medio de Jesús, pueden confiar en que Dios cumplirá cada promesa de restauración en su vida. 

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA