Dios tiene la última palabra: Día 1 – Lucas 7:1-10 – Mar 2

Siempre espera un milagro

La historia que leímos comienza con dolor y desesperanza. Un joven hombre con un diagnóstico terminal y un centurión romano que sufría la angustia de no poder hacer más nada por él “…Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir.” (Lucas 7:2 RVR 1960)

Muchas veces, tenemos la tendencia de querer resolverlo todo en la vida, pero cuando no tenemos el control ni el poder para hacerlo, perdemos todo tipo de esperanza. Si un problema no tiene solución, entonces deja de ser un problema para pasar a ser un imposible.  El centurión romano no tenía manera de cambiar la realidad que estaba viviendo su siervo. Del mismo modo, quizás estés pasando algo similar en tu vida, pero te exhorto a que no te des por vencido. El final de esta historia es sorprendente. Comienza con un imposible pero termina en un milagro “…Y al regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo.”(Lucas 7:10 RVR1960)

Recuerda, si enfrentamos dificultades que no tienen solución, entonces estamos frente a un imposible. Solo debemos tener fe y esperar que el milagro se haga realidad.

Oración:

Padre, es un tiempo muy difícil para mí y todo lo que estoy viviendo es sombrío, pero abro mi corazón para entregarte este imposible, esperando solo un milagro. Anhelo que lo ocurrido en esta historia, también me acontezca a mí. Declaro que Tú tienes la última palabra.

Citas Bíblicas para estudiar:

Lucas 1:1-10

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA