Dios tiene la última palabra: Día 2 – Lucas 5:15 – Mar 3

Busca a Jesús

El centurión estaba desesperado por ayuda, pero a pesar de sus buenas intenciones no lograba dar con quien pueda hacer un milagro. Muchas veces, la urgencia y sensación de que todo se termina nos lleva a tomar malas decisiones, buscando en lugares equivocados la ayuda sobrenatural. Consultamos y visitamos lugares de ocultismo como la brujería, la hechicería, el espiritismo, personalidades que se proclaman sanadores, etc. y así terminamos atados a un compromiso espiritual que su final es de muerte.

Es tan importante saber quién es como encontrar a quién trae, no solo un milagro sino junto con el, La Vida. El centurión ante un imposible hizo dos cosas que debemos imitar; “Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo.” (Lucas 7:3 RVR1960). Él primero oyó hablar de Jesús y luego le rogó que fuese. En este día, estudiaremos la primer parte y mañana concluiremos la segunda.

Leemos que él “oyó” hablar de Jesús; si tenemos en cuenta que el centurión era romano y no judío, podemos comprender que lo que él sabía de Jesús, era lo que se decía de él en las calles (Lucas 5:15). Sus milagros hacían eco en todas las aldeas, pueblos y ciudades. Queridos lectores, hoy tenemos la posibilidad de saber de Jesús de manera clara al leer la Biblia, al leerla podemos entender cómo es Él, sus obras, su corazón, cómo nos ve, cómo piensa y qué siente por cada uno de nosotros. La esperanza y fe del centurión se despertó al saber lo que Jesús hacía, los testimonios de personas de distintas edades, lugares y realidades llegaron a sus oídos. Oro para que hoy tus oídos sean abiertos para sentir el sonido cercano del milagro. Junto a mis padres, hemos vivido un imposible, el cual nos llevó a conocer Cristo y seguirle. Tuvimos que enfrentar la muerte clínica de mi única hermana, a sus veinticuatro años de edad. Luego de más de una semana de procesos y entregados al dolor, oímos que Jesús seguía haciendo milagros y fue así que faltando un día para despedirnos de ella, nos encontramos con el milagro de verla nuevamente con vida. 

Hoy has escuchado de Jesús, y algo ocurre en tu interior que no comprendes: la fe en ti se despertó y la esperanza te abraza. No todo está terminado, Dios tiene la última palabra.

Oración:

Dios de esperanza, gracias por este día nuevo en que has despertado la fe en mí. Sé que continúas haciendo milagros como el de la historia. Hoy te busco a ti como única fuente de vida y poder al oír los testimonios de tus milagros. Amén.

Citas Bíblicas para estudiar:

Lucas 1:1-10
Lucas 5:15

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA