Dirección Divina: Día 1 – Efesios 4:22-24 – Feb 19

Comience

Cada día tomamos decisiones que dan forma a nuestra historia de vida. ¿Cómo se vería su vida si permitiera que principios divinos guiaran esas decisiones? Durante la próxima semana, comenzaremos a explorar siete principios para ayudarlo a encontrar la sabiduría de Dios en sus decisiones diarias.

Si alguien le pidiera contar su historia de vida, ¿qué le diría?

Podría iniciar por dónde nació, dónde fue criado. Podría mencionar su primer amor. Tal vez hablaría del gran cambio que hizo su familia o de cuando se fue a la universidad. Si está casado, podría describir cómo conoció a su esposa. Si no lo está, podría comentar el por qué. Si es padre, podría mostrar con orgullo algunas fotos de su familia en su celular. O tal vez describiría su trayectoria profesional. ¿Qué hay en su historia?.

La mayoría de nosotros tenemos capítulos que preferimos no mostrar a nadie. Quizá terminó en un lugar donde nunca quiso estar. No tenía la intención de arruinar algo, pero lo hizo. Tomó decisiones que lo llevaron más lejos de lo que se imaginó. Hizo algunas cosas que le costaron más de lo que pensó. Hirió personas. Comprometió sus principios. Rompió promesas. Hizo cosas que siente no puede deshacer.

Su historia no ha terminado, no es demasiado tarde para cambiar la historia que un día contará.

Hay buenas noticias: su historia no ha terminado, no es demasiado tarde para cambiar la historia que contará algún día. Independiente de lo que haya hecho (o dejado de hacer), su futuro aún no está escrito. Tiene más victorias que ganar, amigos que conocer, más de una diferencia para hacer, más de la bondad de Dios para experimentar. Le guste o no la trama hasta ahora, con la ayuda de Dios, puede transformar su historia en una que esté orgulloso de compartir.

Esta es una forma de cambiar su historia: comience algo nuevo.

No importa que tan incierto, asustado o estancado se sienta en este momento, su historia continúa hoy. ¿Qué va a comenzar hoy? ¿A orar diariamente por su pareja? ¿Ir a consejería y tratar un asunto pendiente? ¿Vivir con mayor generosidad? ¿Servir en la iglesia o la comunidad? Este es un buen momento para dejarlo escrito. Abra sus notas y anote sus pensamientos. No lo piense mucho, pero sí tómese un momento para plasmarlo en papel. Una o dos oraciones.

Pregúntese:

¿Qué debo empezar a hacer para moverme en la dirección de la historia de vida que quiero contar?

Citas Bíblicas para estudiar:

2 Corintios 5:17
Isaías 62:4
Efesios 4:22-24
Isaías 43:18-19

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA