Dra. María Antonella Grisafi

CARDIOLOGÍA CLÍNICA CHILEMEX CIUDAD GUAYANA - ESTADO BOLÍVAR

Dra. María Antonella Grisafi

CARDIOLOGÍA
CLÍNICA CHILEMEX
CIUDAD GUAYANA – ESTADO BOLÍVAR


🕕 Horario de trabajo:

CLÍNICA CHILEMEX
Lunes a Jueves: 🕑 2:00 pm – 🕔 5:00 pm

INSTITUTO CARDIOVASCULAR DE GUAYANA
Lunes – Miércoles y Viernes: 🕗 8:00 am – 🕛 12:00 pm

🏥 Dirección:

CLÍNICA CHILEMEX
Torre I, Piso 3, Consultorio #16
☎ Teléfono: 0414-3862224

INSTITUTO CARDIOVASCULAR DE GUAYANA
Unidad de Rehabilitación Precardio Guayana, Piso 1 – Unare
☎ Teléfono: 0414-8520425


🔬 Especialidades:

  • Cardiología
  • Prueba de Esfuerzo
  • Rehabilitación Cardíaca
  • Holter de Ritmo Cardíaco
  • MAPA (Monitoreo ambulatorio de la presión arterial)
  • Ecocardiograma
  • Master en Mindfulness


MINDFULNESS:
Cataliza tus emociones

Nuestro actual ritmo de vida, las responsabilidades del día a día y la que está cayendo con la crisis nos llevan en no pocas ocasiones a padecer cuadros de estrés. Entre la práctica de técnicas que nos ayudan a relajarnos y a conseguir un mayor equilibrio entre cuerpo y mente (como el yoga, el taichi o el reiki), está cobrando cada vez más protagonismo el mindfulness, una técnica de relajación y meditación que nos ayuda no sólo a reducir el estrés, sino que además puede aliviar los síntomas de trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión, gracias a que, según los especialistas, contribuye a reducir los estados emocionales negativos, como el mal humor, y a incrementar los sentimientos positivos como la alegría y la satisfacción.

El mindfulness es una técnica de relajación que nos enseña a tomar conciencia plena de nuestras emociones con el fin de eliminar la frustración o ansiedad que produce el no poder cambiar ciertas situaciones.

De acuerdo a numerosas investigaciones, esta técnica es beneficiosa tanto para nuestra mente como para nuestro cuerpo y nuestra conducta. En el plano psicológico sus beneficios se deben, sobre todo, a que nos permite reducir la insatisfacción y, por consiguiente, el sufrimiento que suele estar directamente asociado a aquella.

Esta práctica también nos ayuda a comprender lo que sucede en nuestras vidas en cada momento, al aceptarlo sin juicios de ningún tipo y actuando en consecuencia, potenciaremos nuestra creatividad a la hora de buscar las respuestas adecuadas a lo que nos acontece en nuestra vida cotidiana.

Físicamente, empezaremos a notar las mejoras que produce en nosotros el mindfulness cuando, a través de la meditación, ayudemos a nuestro cuerpo a relajarse; porque no podemos olvidar que padecer estrés durante un período de tiempo prolongado conlleva una serie de repercusiones fisiológicas.



La primera de ellas es la vulnerabilidad de nuestro sistema inmunológico, seguido de dolores musculares y trastornos digestivos y gastrointestinales, como pueden ser la gastritis o las úlceras, por no hablar de la alta prevalencia que actualmente tiene el colon irritable y que está íntimamente relacionado con los cuadros de estrés.

Por todo ello, en el momento en el que empecemos a poner en práctica esta técnica de meditación y asumamos lo que nos sucede en cada momento, también seremos conscientes de nuestro propio cuerpo y pondremos mayor atención, por ejemplo, a si nuestra postura corporal o nuestra respiración son correctas.

Sin duda, poner en práctica todas estas pautas hará que, a través del control de nuestra mente y de nuestras emociones, mejore nuestro estado de salud general.

¿CÓMO SE PRACTICA EL MINDFULNESS?

El mindfulness no es una técnica de meditación reciente, ya que se lleva investigando y practicando desde hace más de 30 años, aunque no fue hasta los 90 cuando comenzó a ser más conocido por las aplicaciones prácticas de Jon Kabat-Zinn, de la Universidad de Massachussets, que fue quien impulsó su uso.

En la actualidad ya es posible encontrar centros psicológicos alrededor del mundo en los que se enseña a los terapeutas las prácticas para el manejo del estrés basadas en mindfulness (Mindfulness-based stress reduction program o MBSR) y cómo aplicarlas según las circunstancias particulares de cada paciente, dependiendo de si sufren depresión, ansiedad, trastornos de la conducta alimentaria, si son niños con déficit de atención, entre otros.

Los elementos esenciales de esta terapia y que son la clave para su práctica son los siguientes:

Centrarse en el momento presente

Sentir las cosas tal y como suceden, esto es, no centrarnos en un pensamiento determinado para cambiarlo por otro, sino aceptar las sensaciones tal y como ocurren. La clave radica en no perdernos lo que está pasando en el momento presente por estar pensado en aquello que querríamos que hubiera sucedido o no.

Apertura a la experiencia y a los hechos 

Significa que no interpretamos lo que sucede, sino que simplemente lo sentimos. Por lo general, a través de nuestro lenguaje y de nuestros pensamientos sustituimos lo que sucede en realidad describiéndolo o utilizando, por ejemplo, estereotipos. El mindfulness nos invita a dejarnos llevar de una sensación a otra de manera natural y sin prejuicios de ningún tipo que puedan alterar lo que estamos viviendo en un momento determinado.

Aceptación radical y sin valoraciones de la experiencia vivida

No cabe duda de que es más agradable para nosotros experimentar vivencias positivas, pero el hecho de que sucedan otras negativas no hará que las rechacemos o alterará nuestro bienestar, ello reducirá el estrés y la ansiedad que por lo general producen dichas vivencias.

Elección de las experiencias

Aceptar lo que sucede no quiere decir que no tengamos capacidad de decisión. Todo lo contrario. Nosotros decidimos qué acciones queremos realizar pero con la salvedad de que aceptaremos los resultados de estas acciones, ya sean estos positivos o negativos.

Control

Es la última fase y supone aceptar todos los sentimientos (alegría, tristeza, ira, miedo, etcétera) sin controlarlos o reducirlos, es decir, hay que vivirlos en el momento y en el grado que se produzcan.

EJEMPLOS DE EJERCICIOS DE MINDFULNESS

Un ejercicio de mindfulness que puedes incorporar a tu vida diaria es el de la observación consciente. Elige un objeto cotidiano que haya en casa y fija en él toda tu atención. Tómate el tiempo que necesites hasta que percibas que tu mente se libera y que sólo piensas en el objeto que tienes delante. Este mismo ejercicio puedes realizarlo, en lugar de fijando tu vista en un objeto, poniendo toda tu atención en escuchar un sonido determinado.

Otro ejercicio es el de centrar durante un minuto toda tu atención en la respiración. Es el ejercicio básico del mindfulness y puedes practicarlo varias veces al día. En seguida notarás cómo tu mente y tu cuerpo agradecen que les dediques esos minutos de paz.

Analizar la realidad y aprender a aceptarla sin realizar ningún tipo de valoración hará que, sin duda, mejore su estado anímico. La Dra. María Antonella Grisafi podrá responder todas sus inquietudes sobre ésta terapia que, no sólo es una terapia o técnica de meditación, sino que es una filosofía de vida en sí misma.


En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICOSALUDBELLEZAFITNESSBEBE Y MAMÁMENTE SANA

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES:

@guiasaludyvida
FACEBOOK
@guiasaludyvida1
TWITTER
@guiasaludyvida
INSTAGRAM