miércoles, noviembre 30, 2022

Dra. Maryraida Canónicco


Dra. Maryraida Canónicco

  • Médico Venezolano, Mención Honorífica CUMLAUDE, Pediatra Puericultor, Especialista en Gastroenterología Pediátrica.
  • Integrative Nutrition Health Coach (IIN New York)
  • Docente Universitario en el Departamento de Puericultura y Pediatría para Pregrado y Postgrado de Pediatría (2012- 2015), (Actualmente ad honorem)
  • Conferencista
  • Trabajos Publicados y Premiados a Nivel Nacional e Internacional

Como especialista en todas las afecciones del aparato digestivo del niño y adolescente, ayudo a diagnosticar, tratar y superar muchas patologías que repercuten a largo plazo en el adulto y asesoro al grupo familiar.

Si su hijo tiene un problema digestivo, del hígado o nutricional, la Dra. Maryraida Canónicco tiene la preparación y experiencia para tratar a su pequeño. Los problemas digestivos, hepáticos y nutricionales en los niños suelen ser muy distintos a los de los adultos. Un adiestramiento especializado en gastroenterología pediátrica es importante.


MICROBIOTA INFANTIL:
¿De qué hablamos?

La microbiota intestinal es el nombre que recibe la población de 100 billones de microorganismos que habitan en nuestros intestinos y que los expertos ya consideran como un órgano más. Su importancia reside en una serie de funciones que realiza indispensables para nuestro organismo: 

  • Ayuda a combatir las agresiones de otros microorganismos, manteniendo la integridad de la mucosa intestinal. Desempeña un papel importante en el sistema inmune, actuando como efecto barrera. 
  • Ayuda al cuerpo a metabolizar ciertos alimentos que el estómago y el intestino delgado no son capaces de digerir por sí solos. Por ejemplo, contribuye a la producción de ciertas vitaminas y aminoácidos, incluidas las vitaminas B y la vitamina K. 

La etapa neonatal es crucial para la programación metabólica e inmunológica de los individuos, particularmente, a través de la definición de la microbiota intestinal que madura hacia los 4 años de edad. El intestino neonatal se consideraba estéril antes del nacimiento. Sin embargo, varios estudios han demostrado la presencia de microbioma en la placenta, sangre de cordón y meconio. Posteriormente, al nacimiento, factores como la vía del parto, implementación de la lactancia materna o el uso de fórmula infantil, influyen en la colonización y composición de la microbiota intestinal del bebé.

De entrada, una alimentación variada y equilibrada, basada principalmente en alimentos de origen vegetal (fruta, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas…), ajustada en alimentos de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos) y limitada en alimentos procesados ricos en sal, grasa y/o azúcares (alimentos procesados y ultraprocesados) sería la más beneficiosa para nuestra microbiota.

Existen una serie de alimentos especialmente beneficiosos, son los denominados alimentos con efecto prebiótico y/o probiótico:

  • Alimentos prebióticos: son aquellos alimentos ricos en fibra soluble, que llegan a nuestro intestino grueso intactos y se convierte en el alimento de un grupo concreto de especies bacterianas beneficiosas para la salud, ayudando a su crecimiento y actividad. Son alimentos prebióticos, por ejemplo el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos, las alcachofas, los tomates, el tupinambo o alcachofa de Jerusalén, la achicoria, la remolacha, los plátanos, las ciruelas o las manzanas; el salvado, la cebada, el centeno, las legumbres, los frutos secos y también algunas algas. 
  • Alimentos probióticos: según La Organización Mundial de la Salud (OMS) son los microorganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del individuo. Muchos probióticos proceden de bacterias utilizadas tradicionalmente en la fermentación de alimentos, como en los yogures y otras leches fermentadas, encurtidos, algunos quesos, entre otros… Siempre, eso sí, que no hayan sido esterilizados después de la fermentación, pues en este caso se habrían inactivado totas las bacterias.

Así pues, está claro que debemos cuidar nuestra microbiota, especialmente en los niños durante su etapa de crecimiento, para garantizar un buen estado de salud y para prevenir gran parte de enfermedades crónicas, a la vez que reforzar el sistema inmunitario (esencial para luchar contra las infecciones).

Y para ello, es imprescindible llevar a cabo una alimentación equilibrada, rica en alimentos de origen vegetal y limitada en alimentos ricos en azúcares, grasas, sal, ultraprocesados; así como realizar actividad física de forma regular.


Programa «Un Estilo de Vida»

Conoce el nuevo programa de la Dra. Maryraida Canónicco donde integra el Coaching con su especialidad de medicina y te lleva paso a paso a lograr tus metas saludables.

¡Te invito a visitar mi website: www.marygastro.com y conoce más sobre lo que podemos lograr juntos!

¡transforma tu salud!


En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICOSALUDBELLEZAFITNESSBEBE Y MAMÁMENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022