¿El amor es ciego?: ¡NO!, Confía en tu juicio

Nos repiten a menudo que el amor es ciego. Y eso hace que cuando estamos enamorados tengamos la duda de si nuestra mente nublada por la pasión nos impide ver si ese amor vale la pena. Pero sí, debemos confiar en nuestro juicio.

A menudo nos hacemos la pregunta de si realmente somos capaces de darnos cuenta de si una relación funciona, o no. Nos preguntamos si podemos identificar las señales que nos indican si nos están queriendo bien, o no.

Y es que nos repiten tantas veces que el amor es ciego, que cuando estamos enamorados y tenemos la mente nublada por la pasión (cuando caemos en las redes de Cupido), creemos que nada podemos hacer sino resignarnos a la suerte que nos haya tocado…. Acabamos creyendo que nosotros no tenemos ningún control sobre lo que sentimos. Sin embargo, sí podemos pensar con claridad.

Sí podemos pararnos a pensar en si somos o no felices en una relación, porque nunca perdemos nuestra capacidad de evaluar y tomar decisiones que nos ayudan a ser más felices.

¿Por qué confiar en nuestra intuición respecto al amor?

Podemos confiar en nosotros mismos porque somos mujeres y hombres adultos. Ya hemos vivido muchas experiencias, ya hemos acumulado varios aprendizajes y, aunque no tengamos claro qué queremos, sí que hemos llegado a tener claro qué es lo que no queremos.

Algunas de las cosas que podemos hacer para confiar en nosotros mismos son:

  • Confiar en nuestra intuición, dejarnos llevar por ese sexto sentido que nos dice si estamos en el lugar correcto, si nos estamos sintiendo bien o no.
  • Escuchar a nuestro cuerpo, poner atención a nuestras emociones y sentimientos, escuchar nuestra voz interior con mucho amor.
  • Hacernos preguntas para poder analizar nuestras propias respuestas, y para evitar el autoengaño.
  • Evaluar de vez en cuando si nuestra necesidad de ser amados nos está llevando a conformarnos o a resignarnos con la relación de pareja que estamos construyendo.
  • Establecer nuestras propias líneas rojas, innegociables, para no ceder constantemente y tener claro qué es lo que necesitamos para estar bien.
  • Mirarnos desde fuera para vernos a nosotros mismos con el mismo amor con el que miramos a las mujeres y hombres que más queremos.
  • Preguntar a nuestra gente querida cómo se ve nuestra pareja desde fuera, si nuestro comportamiento ha variado mucho, si nos ven felices y si sienten que nuestra pareja nos quiere, si creen que nos está tratando bien o si nosotros estamos tratando bien a la otra persona.

Confiar en uno mismo implica poder vernos a nosotros mismos como mujeres y hombres que se cuidan a si mismos, mujeres y hombres que no se conforman con cualquier tipo de relación, mujeres y hombres que buscan el bienestar y la felicidad y que saben tomar decisiones por sí mismos, como en las demás áreas de nuestras vidas.

Confiar en uno mismo es todo un arte en el que podemos entrenar a diario, en todas nuestras relaciones, incluida la relación con una mismo. Para ello es importante que conectemos con nuestra capacidad para querernos y para cuidarnos a nosotras mismos, en todo momento, con el mismo amor y dedicación con la que queremos a los demás.

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MENTE SANARELACIONES – SALUD DE LA A-Z – SALUD NATURAL – SALUD SEXUAL