El Box de CrossFit

El CrossFit se ha convertido en una de las disciplinas con mayor crecimiento en nuestro país. En un Box de CrossFit cada entrenamiento es distinto al anterior y el cuerpo se trabaja en su conjunto. Este entrenamiento no aísla el trabajo muscular y sus resultados son muy efectivos. Un Box no se parece a otros gimnasios y en este artículo conoceremos las particularidades de este lugar y nos aprenderemos sobre lo que debemos y lo que no, encontrar allí. ¡Te informamos!.

El entrenamiento de CrossFit busca conseguir varios objetivos como la pérdida de peso, fortalecer y tonificar músculos, aumentar capacidad cardiovascular, etc. El programa se orienta a optimizar todas las competencias físicas por igual y así estar preparado para superar cualquier obstáculo.

Materiales que NO hay en el Box

Una de las primeras características del interior de un Box de CrossFit es que no hay espejos. Según los expertos, es así por varias razones: necesitamos las paredes para trabajar ya que subimos con los pies (en los ejercicios wall climb), hacemos flexiones haciendo la vertical (los HSPU) y lanzamos el balón medicinal (el wall ball), entre otros.

Otro motivo es que no nos centramos en el aspecto físico. Nuestro objetivo es mejorar nuestra salud y el nivel de condición física. Para ello no nos es necesario mirarse en un espejo. Aunque sí es cierto que entrenando CrossFit nuestro cuerpo cambia a mejor, si nos sobran unos kilos los perderemos y si nos hacen falta los ganamos.

Tampoco se encontrarán en un Box las máquinas de pesas. No se trabajan con movimientos guiados, ya que el objetivo es trabajar de la manera más funcional posible. Así que todos los ejercicios son realizados implicando varios grupos musculares y articulaciones, de tal manera que no sólo se trabaja la musculatura más superficial, si no también toda la musculatura estabilizadora del cuerpo. Esto permite que mejore nuestra fuerza del «core» (abdomen) significativamente.

En un Box tampoco se encontrarán estaciones cardiovasculares, a excepción de los remos. Si se desea correr, se sale a la calle. La mejor forma de correr es practicándolo de verdad, ya que en una cinta el esfuerzo realizado, una elíptica o una máquina caminadora no es lo mismo.

Tampoco encontraremos pantallas de televisión pues no se quiere distraer al equipo durante el entrenamiento. Los entrenamientos deben ser cortos e intensos, el objetivo es darlo todo mientras dure la sesión del día, el WOD (workout of the day). Una vez terminado, hay oportunidad para relajarse, estirar y compartir las sensaciones con los compañeros con los que se ha realizado el WOD.

Materiales que sí están en el Box

Según varios entrenadores, en un Box, se encuentran balones medicinales, sacos de arena, cuerdas para trepar, estructuras para hacer ‘pull ups’, cuerdas para saltar, barras, discos, kettlebells, mancuernas, cajas para saltar, GHD (glute and ham developer). Básicamente todo el material que nos permita trabajar de una manera funcional y darle el máximo de estímulos diferentes a nuestro cuerpo.

El objetivo del CrossFit es alimentar a nuestro cuerpo con entrenamientos lo más variados posibles. La base son movimientos funcionales realizados a alta intensidad y constantemente variados. Por lo que todo aquello que nos permita llevar a cabo esta pauta de trabajo y no nos distraiga, es bienvenido al Box.

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

DEPORTESEJERCICIOSFITNESS