El CARDIO no lo es todo en el proceso de pérdida de peso

Es muy común que muchas personas cuando buscan perder peso y grasa pongan el foco en aquellas actividades que más consumo de calorías producen por unidad de tiempo. Nos referimos a actividades de corte cardiovascular como correr, andar en bicicleta o usar aparatos como la elíptica.

En este artículo queremos explicarte cómo el entrenamiento de fuerza es clave en el proceso de pérdida de peso y cómo debería ser prioritario frente a ejercicios aeróbicos como los mencionados. Además te damos una rutina sencilla para empezar.

Cómo nos ayuda el entrenamiento de fuerza en la pérdida de peso

Es cierto que si echamos mano a estudios que investigan el impacto del ejercicio aeróbico o cardiovascular en la pérdida de peso y grasa, vemos como estos son efectivos. El problema es que muchos de estos estudios no tienen en cuenta la preservación de la masa muscular en el proceso o la obvian.

Es importante tener esto en cuenta porque nadie quiere perder masa muscular cuando pierde peso, incluso aunque no sepa lo importante que es esto. Perder masa muscular implica peor salud a largo plazo y a nivel estético peor composición e imagen corporal. Un cuerpo sin grasa corporal y sin masa muscular se ve flácido.

Dicho esto, la mejor manera que tenemos para no perder masa muscular en el proceso de pérdida de peso es realizar entrenamiento de fuerza, pesas o musculación. Todo es lo mismo. Por supuesto, a nivel nutricional no debemos irnos a extremos como seguir dietas milagro.

Con todo esto en ningún caso queremos dar a entender que no se deba practicar ejercicio cardiovascular para perder peso y grasa. Se trata de poner a cada cosa en su lugar y el entrenamiento de fuerza en este caso es prioritario.

Lo ideal es combinar lo mejor de ambos mundos. El entrenamiento de fuerza nos ayuda a mejorar nuestra salud muscular, tendinosa y ligamentosa, a mejorar nuestra sensibilidad a la insulina y a mantener nuestra masa muscular mientras perdemos peso. El entrenamiento cardiovascular nos puede ayudar a aumentar el gasto calórico si nuestro estilo de vida es demasiado sedentario aún entrenando fuerza. Además es ideal para movilizar los ácidos grasos de nuestro tejido adiposo y oxidarlos.

Rutina de fuerza de cuerpo completo para principiantes

EJERCICIOSERIESREPETICIONESRIRDESCANSO
PRESS PLANO CON MANCUERNAS58-122al menos 90″
REMO EN POLEA BAJA58-122al menos 90″
SENTADILLA GOBLET58-122al menos 90″
PESO MUERTO RUMANO58-122al menos 90″

Nuestra rutina de fuerza para principiantes se fundamenta en cuatro pilares fundamentales: un ejercicio de empuje horizontal, un ejercicio de tracción horizontal, un ejercicio dominante de rodilla y un ejercicio dominante de cadera. 

A partir de aquí podríamos incluir más ejercicios accesorios como elevaciones laterales, curl femoral, curl de bíceps o extensiones para tríceps pero consideramos que como estructura básica es útil para empezar. 

Es importante entender qué significa el RIR para aprender a autorregularnos. RIR son las siglas en inglés de repeticiones en reserva. Indica el número de repeticiones en reserva que deberíamos tener al terminar la última repetición de una serie, o en otras palabras, el número de repeticiones que nos quedan hasta llegar al fallo. En este caso terminaremos las series sintiendo que podríamos haber realizado únicamente dos repeticiones más. 

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

GUÍA DE VITAMINAS Y MINERALES – NUTRICIÓN – SALUD DE LA A-Z