El cuidado de la piel a los 30 años

La huella facial que deja el paso del tiempo empieza a notarse a los 30 años. A esta edad, la falta de cuidados en la juventud empieza a pasar factura, causando ojeras, marcas de sol, arrugas, entre otras imperfecciones. Por tal razón, saber cómo cuidar la piel del rostro a los 30 es primordial para toda mujer.

Exhibir un rostro joven y radiante al alcanzar esta edad puede parecer una ardua labor; por tal razón, me encantaría brindarte mis mejores consejos para reavivar y realzar la estética de tus rasgos. ¡Te encantarán!

Hábitos saludables para el cuidado de la piel

Con el debido cuidado, incluso la piel menos favorecida puede recuperar el brillo y la elasticidad de años anteriores. ¿Qué es lo que debes hacer? Sólo debes seguir las siguientes indicaciones y podrás presumir de toda tu belleza facial:

  • Usa protector solar: El exceso de exposición solar es el peor enemigo del cuidado dermatológico. Sin embargo, sólo necesitas algo de protector solar antes de salir para que tu rostro se mantenga impecable.
  • Emplea cremas hidratantes: El cuidado diario depende mucho de la hidratación constante. Aplícala dos veces al día y tu rostro se verá terso y delicado. Asegúrate de utilizar productos amigables a tu pH, ya que algunos son contraindicados para pieles grasas.
  • Exfolia tu piel con regularidad: La exfoliación te permitirá renovar tu rostro, eliminar la grasa y la piel muerta y oxigenar tus poros. Una vez a la semana es más que suficiente, y esa es la mejor parte. Existen miles de tratamientos caseros a base de miel o azúcar bastante económicos.
  • Aprovecha las mascarillas: Estas deben usarse una vez a la semana durante un mes para restaurar las imperfecciones. Luego, sólo tendrás que aplicarla una vez al mes para mantener tu rostro totalmente rejuvenecido.

Lo que no debes hacer con tu piel

Así como hay cosas que hacemos que dañan nuestro cabello, también hay para la piel.

Ahora que sabes cómo cuidar del rostro a los 30, debes saber qué prácticas debes evitar para mantenerlo suave y reluciente:

  • Dejarte el maquillaje: Parece obvio, ¿no? Pues bien, no debes olvidar que ir a dormir sin remover bien los productos de belleza es un grave error. Estos bloquearían tus poros, causarían irritaciones y se convertirían en un foco para las bacterias.
  • Abusar de los tratamientos: Las cremas, exfoliantes y mascarillas son maravillosas, pero debes respetar sus límites. El exceso destruiría la renovación natural de tu piel y podría ocasionar todo tipo de reacciones dermatológicas.
  • Desregular el sueño: El sueño es el método natural de regulación del organismo. Alterar sus ritmos eventualmente ocasiona ojeras, arrugas y líneas faciales. Por tal razón, asegúrate de tener un buen descanso todas las noches y disfrutar del sueño reparador.
  • Descuidar la alimentación: El no tomar suficiente agua o consumir grasas en exceso es perjudicial para los rasgos faciales. Procura mantener una alimentación balanceada y rica en vitamina C y vitamina E. Para ello, incluye en tu dieta cítricos, frutos secos y hortalizas. ¡Lo agradecerás!

El cuidado facial es vital para la estética femenina. Siguiendo estas sugerencias acerca de cómo cuidar la piel del rostro a los 30, reflejarás toda la belleza, vivacidad y juventud que una mujer necesita. Además, gozarás de facciones hermosas e impecables que no se borrarán con el paso de los años.

Para más información, te invitamos a revisar nuestros enlaces:

BELLEZA – CUIDADOS DEL CABELLO – CUIDADOS DEL CUERPO – CUIDADOS DE LA PIEL