viernes, septiembre 23, 2022

El Génesis: Día 6 – Jacob 32:1 – Ago 12

¿Cómo podemos luchar con Dios de buena manera?

En ocasiones, pareciera que en la vida estamos en medio de una batalla agotadora. A veces, incluso luchamos con Dios mismo (luchando por aceptar su voluntad, no queriendo estar de acuerdo con su Palabra, o luchando para salirnos con la nuestra y no hacer las cosas a su manera). En esta escena del Génesis, Jacob lucha literalmente con Dios de una manera que termina siendo una buena bendición para su futuro. Jacob se fue de su casa siendo soltero y ahora regresa siendo esposo y padre. Ha sido endurecido por los años de abusos de parte de su suegro, Labán.

Después de veinte años de ausencia, el viaje de regreso a casa de Jacob fue interrumpido por dos ángeles que se encontraron con él en la frontera de la Tierra Prometida. Sin saber si su hermano Esaú, al que no había visto en veinte años, aún quería matarlo, Jacob envió mensajeros para notificar a Esaú que buscaba la paz y que quería bendecirlo con regalos destinados a compensar, al menos en parte, la bendición que le había robado. Los mensajeros volvieron para informar a Jacob de que Esaú se acercaba… pero con cuatrocientos hombres. Solo había dos opciones: o este grupo de hombres era un séquito para darle la bienvenida a Jacob o, en realidad, eran un ejército para masacrarlo. Jacob, comprensiblemente preocupado, esperando lo peor, para proteger a su familia, dividió a su gente y a sus animales en dos grupos, con la esperanza de que uno de ellos pudiera huir y sobrevivir si eran atacados.

En Génesis 32:9-12, vemos entonces la fe de Jacob que, al parecer, ha ido creciendo lentamente durante los veinte años transcurridos desde que se encontró con Dios mismo por primera vez. Así, oraba a Dios con fe, pidiéndole que fuese fiel a sus promesas pactales de bendecirlo y protegerlo. A continuación, Jacob preparó un gran regalo para Esaú y lo hizo llegar a su hermano.

Antes de encontrarse con su hermano, Dios se le apareció de nuevo a Jacob de una manera muy significativa. Mientras estaba solo una noche, un hombre que es llamado “Dios” se acercó a Jacob, parece ser que se trata de Jesús. Aunque en ese momento, Jacob era un hombre anciano, luchó con el hombre (ya sea un ángel o probablemente era Jesús) toda la noche, sin querer rendirse hasta que lo bendijera. Jacob comenzó a luchar con su hermano gemelo en el vientre de su madre, luchó metafóricamente con Labán durante años y, ahora lucha con Dios.

Al amanecer, los hombres dejaron de luchar y el hombre cambió el nombre de Jacob (que significa «embaucador») por el de Israel (que significa «el que lucha con Dios y persevera»), ya que ahora ha madurado, ha pasado de ser un hombre que destacaba por sus artimañas a ser un hombre de fe, ahora confía en que Dios sí lo protegerá y bendecirá acorde a las promesas del pacto. Israel se menciona más de 1800 veces en la Biblia, ya que se trata de un momento importante en la historia del mundo.

Jacob había crecido en la fe hasta el punto de convertirse en un siervo de Dios y estaba preparado para volver a entrar en la Tierra Prometida como un hombre nuevo, con un nombre nuevo. Así lo revela su oración, que es la única que se registra en el Génesis. El hombre con el que luchó Israel le tocó la cadera para que cojease por el resto de sus días. Esto era un recordatorio para sí mismo, y para todos los que lo viesen, de que Dios había sido paciente con él durante muchos años de gracia y lo había bendecido cuando podría haberlo dañado o matado justamente en cualquier momento. El punto teológico de este relato es que, a lo largo de su vida, Jacob no estaba luchando con Labán o Esaú, sino con Dios. Lo mismo ocurre con nosotros. A menudo, como Jacob, lo sepamos o no, nuestras luchas son a menudo con Dios, quién tiene una bendición para nosotros si luchamos a través de nuestras batallas hacia nuestras bendiciones.

Pregunta:

¿Cuáles son algunas formas buenas, saludables y piadosas de tratar tus frustraciones y desacuerdos a través de la lucha con Dios?.

Citas Bíblicas para estudiar:

Génesis 32

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

En Guía, Salud y Vida, te invitamos a revisar nuestros artículos de interés:

DIRECTORIO MÉDICO – SALUD – BELLEZA – FITNESS – BEBE Y MAMÁ – MENTE SANA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022