jueves, diciembre 1, 2022

Él nos entiende: Día 5 – Mateo 9:36 – Abr 29

#5 Él nos ama

Jesús tenía la misma cantidad de tiempo que todos los demás, sin embargo, nunca tuvo prisa. Se tomó el tiempo para fijarse en las personas, incluso en las que los demás pasaban por alto. Te sientes amado cuando te notan. Se siente bien. Solo estudia su vida y verás que se interesó y demostró su amor a las personas más inesperadas.

Jesús amó a los forasteros: Casi todos eran pobres en el Israel del primer siglo. Vivían hambrientos, sin saber nunca lo que era estar satisfecho. Algunos también estaban hambrientos de contacto humano. El irreverente Jesús se puso cara a cara con esta gente enferma y marginada socialmente. Se acercó a los leprosos mientras los demás se asombraban. Abrazó al esquizofrénico, se sentó pacientemente con el que sufría de TEPT (Trastorno de Estrés Postraumático) y sacó de las sombras a aquellos con trastornos inimaginables. Vio sus almas reales, debajo de las capas de la piel y la vergüenza. Y vieron en su rostro el amor y la aceptación que habían estado buscando desesperadamente.

Jesús amó a los creativos: Por supuesto, Jesús aplaudió a los cuatro amigos que le trajeron a su amigo paralítico en busca de ayuda. La multitud les impidió acercarse, así que hicieron un agujero en el techo de paja y lo bajaron frente a Jesús. Después de que Jesús se sacudió la tierra y la paja de los hombros, probablemente se rió de su ingenio. “No pudimos entrar por la puerta. . . y nuestro amigo te necesita”, le dijeron a Jesús.

Jesús amaba a los niños: Y ellos también lo amaban. Imagínate a los niños merodeando en todos lados a los que iba Jesús. Los niños generalmente tienen un don para detectar quién es real y quién no. Y Jesús los atrajo como un imán. Cuando la gente los ahuyentaba, Jesús les hacía señas para que se acercaran. Ven a sentarte conmigo. Era tierno, divertido y paciente con ellos, se inclinaba para encontrarse con ellos cara a cara. Nadie hacía eso en el Israel del primer siglo; y casi nunca desde entonces.

Con justa razón la gente seguía a Jesús. Nosotros también lo habríamos hecho. Se tomaba el tiempo para realmente ver a la gente y luego le encantaba lo que veía.

Siguiente: Él enfrentó dificultades como nosotros

Citas Bíblicas para estudiar:

Mateo 9:36

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA

REVISTA DIGITAL:

EL DIRECTORIO MÉDICO #1 DEL ESTADO BOLÍVAR:

ACCEDE A LA VERSIÓN DIGITAL

DESCARGA LA APP:

Accede al Directorio Médico más completo.

Agenda tu cita con el especialista con tan solo un click.

Accede a las Meditaciones Diarias y a todo el contenido que a diario ofrecemos.

Redes Sociales:

Acerca de:

© GUÍA SALUD Y VIDA - MADE WITH AND ☕  BALGROG CREATIVE AGENCY 🧠 | © 2022