Emprendiendo de la Mano de Jesús: Día 3 – Proverbios 16:3 – Jul 2

Metas, Oración y Acción

“Si lo puedes soñar, lo puedes lograr” es una frase muy famosa de Walt Disney y si bien Dios pone sueños en nuestro corazón, los sueños sin oración y acción serán pura ilusión.

¿Qué sueños y metas ha puesto Dios para tu negocio? Una de las metas que como empresarios debemos tener es bendecir la vida de las personas, cuando nuestro negocio no bendice la vida de otros y nuestro enfoque está sólo en obtener dinero entonces entraremos muy pronto en frustración, cansancio, desánimo y dudas por lo que estamos haciendo.

Una vez escuché: “Persigue el llamado, no el dinero” fue muy revelador para mí, ya que al inicio de mi negocio y durante los primeros 3 años sólo perseguía las metas incorrectas: el dinero y el reconocimiento. 

Por eso, como hablaba en el segundo día, es importante que nuestra mente sea renovada por medio de la Palabra de Dios porque de ahí parte todo.

Una vez que tengas tus metas claras es importante que ores cada día para que el Señor te guíe y ponga en tu camino a las personas correctas y sobretodo, debes hacer un plan de acción para lograr esas metas y sueños que Dios puso en ti.

Dios promete no dejarnos solos, nos pide ser diligentes con nuestro trabajo y sabios a la hora de usar nuestros recursos además nos pide ser esforzados y valientes. Él tiene muchas bendiciones para nuestros negocios pero no podremos cosechar lo que no hemos sembrado.

Citas Bíblicas para estudiar:

Gálatas 6:7
2 Timoteo 1:7
Proverbios 16:3
Salmos 37:5

Amén

Para más información, te invitamos a visitar nuestros enlaces:

MEDITACIÓN DIARIA